Archivo de la etiqueta: relampagos

La lluvia

Qué bonito es oír llover. Estoy metido en mi cama, escribiendo (lógico), son las diez y veintiséis de la noche, y afuera está lloviendo. No sé si en este preciso momento llueve, pero sí oigo los truenos. Qué maravillosa sensación es el escuchar la lluvia y los truenos. Esa majestuosidad que rodea nuestra presencia produciendo esos misteriosos ruidos en la inmensidad del cielo. Cómo algo tan simple como el ruido de un trueno nos puede revolver tantos sentimientos. Mágico. El sonido del agua golpeando el suelo. Los truenos corriendo por el cielo. El viento persiguiendo las sombras una y otra vez alrededor de mi casa. Y yo solo, escuchando caer la lluvia. Me erizo de la energía que se produce al instante. Veo los destellos de luz a través de mis cortinas, y segundos después escucho el rugir en las nubes, a lo lejos, mientras retumban mis paredes y ventanas.

No sé si estarás escuchando los mismos ruidos que yo, pero si estás disfrutando este momento espero que te recuerde a Costa Rica, o a alguna noche que nos despertó la tormenta más grande del Mundo. A mi me recuerda a ti. A nuestro amor. En cada trueno siento tus manos. En cada relámpago veo tu cara, dormida, preciosa. En cada gota que se rompe en el suelo se muere un amor que viajó desde muy lejos, como la lluvia que hoy baña mis plantas y te acompaña en tu casa, sola. Igual que la gota que decidió marcharse, no hay vuelta atrás. Emprendió un viaje sin girar su mirada hasta llegar a su destino final, sin preocuparse por el frío camino que le espera. Ojalá pudiera recoger esta lluvia para devolverte hasta la última gota, intacta, como el primer día. Su agua es dulce, mis lágrimas saladas, las tuyas también. Te amaré mientras siga lloviendo. Mañana otro te abrazará cuando te asusten los truenos, y yo te veré a lo lejos, con tu pelo mojado, corriendo descalza. Y sin poder tocarte, solo me quedará escuchar las gotas caer hasta que deje de llover.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Relato