Archivo de la etiqueta: ídolos.

Las ridículas disculpas

¿Por qué esa obligación que tienen los famosos de pedir perdón en público? Tiger Woods habló por fin después de que sufriera aquel accidente donde su Cadillac Escalade se chocó varias veces con el palo de golf de su mujer Elin Nordregen. Tras el desafortunado tropiezo salió a la luz la vida sexual de El Tigre, en la cual, él mismo aceptó meses después, haber sido infiel en varias ocasiones con algunas mujeres de baja reputación.

Ahora Tiger ofrece disculpas públicamente sobre sus acciones pidiendo a la gente que vuelva a confiar en él. Cómo hemos llegado a ser una sociedad tan hipócrita donde un tío puede hacer lo que le da la gana pero mientras no sea descubierto es nuestro ídolo, al enterarnos de sus errores se convierte en un desgraciado y cuando pide perdón públicamente nos olvidamos de sus acciones convirtiéndolo de nuevo en un modelo a seguir para nuestros hijos. Hipócrita digo porque seguro un alto porcentaje de los que estaban presentes en esa sala donde Tiger dio el discurso o gran mayoría de los que escucharon su disculpa en todo el país ha sido infiel alguna vez en su vida pero mientras nadie los descubra se sienten en capacidad de criticar a Woods. Digamos que cierto sector de nuestra sociedad requiera una disculpa pública, entonces debe ser un grupo de individuos bien ingenuo. Inocente digo porque no es posible que estas disculpas vacías, leídas de un papel que lo más probable nunca escribieran y que el nivel de sinceridad depende de la buena actuación que pueda regalarnos el sujeto, no es posible que la sociedad las acepte. A mí no pidan perdón si se ventilaron a tres tías antes del partido contra el Barça, que pidan disculpas si fallaron un gol cantado o se comieron un penalti.

El problema de todo esto radica en hacer de estos personajes algo nuestro. Forman parte de nuestras vidas, son nuestros ídolos no solo en lo deportivo, los hacemos modelos a seguir para nuestros hijos, cosa que me parece ridícula. Ni siquiera Raúl, Bono o Clint Eastwood son para mí nada en absoluto. Solo un ídolo en la cancha, el escenario o el cine, nada más. Me importa tres rábanos si se meten coca, se acuestan con travestis o tienen ocho esposas. Y espero que no lo sean para mis hijos. Aunque no seamos perfectos, ni mucho menos, yo debo ser el modelo a seguir, mi hermano, mi padre o mis cuñados. O mejor aún, que tomen de modelos a las mujeres de la familia.

5 comentarios

Archivado bajo Crítica, Deporte, Sexo

Mi hermano

Supe que mi hermano iba a ser un tío especial cuando a los doce años se había aprendido todos los partidos, las treinta y ocho jornadas, del Real Madrid tras haber ganado la liga con Jorge Valdano en el banquillo. Jornada cinco, 1-0 contra el Sporting de Gijón, gol de Iván Zamorano a pase de Fernando Hierro. Obviamente me lo acabo de inventar porque no queda una página en el Internet que tenga esta información, probablemente mi hermano todavía se acuerde. Ahí comenzó a ser mi ídolo.
Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Relato