Archivo de la etiqueta: David Bisbal

La ventaja de la mujer sobre el hombre

En el tema de aparentar lo que no somos, las mujeres siempre tendrán una pequeña ventaja sobre los hombres. Cuando nos remitimos a ese obsesionado mundo de mejorar nuestra imagen, ese que aspira a cambiar lo que la naturaleza o la gravedad nos tiene planeado, la mujer tendrá siempre las de ganar.

Una ofuscada manía nos domina: la de cambiar nuestro aspecto a toda costa. La rubia quiere ser morena y la de pelo oscuro hacerse mechas. La rubia de bote hará que volteen más miradas que el hombre sumergido en plena crisis de la mediana edad con el tinte de Just For Men chorreando por la frente. La mujer con extensiones será siempre una potra sexy. El hombre con peluca generará murmullos al pasar. La señora se inyectará botox en la frente, en los labios o se hará la nariz para ganarle años al reloj. Un hombre con botox parece vivir en un continuo espanto, o peor será su caso si termina como Sylvester Stallone. Para el pelo liso se inventó la permanente con nefasto resultado en los hombres y sino mirad a Maradona. Para las de pelo rizado ahí tenéis las planchas para alisarlo con un muy puto resultado para los hombres, mirad nada más a David Bisbal. Las tetas falsas, la lipo o la extracción de un par de costillas serán anotaciones claras en un partido que el hombre arrancó perdiendo 2-0. Nos haremos la lipo pero para tener el Six Pack de Cristiano Ronaldo nadie nos salva de 40 horas de gimnasio a la semana. Aunque me dijo Lari que hay implante de Six Pack en estos días. Me pregunto cómo me quedarían a mí esos musculitos encima de mi barriga.

Si eres Salma Hayek, tacones. Si eres Brook Shields, Flip Flops. Una mini falda desviará la atención de unas piernas cortas o largas, da igual. Si eres muy alto, cuidado y si tienes piernas cortas, al circo. En el sexo la mujer fingirá un orgasmo sin levantar jamás sospecha. Al hombre lo delatará el dique seco al tratar de insinuar una eyaculación. Recordad que la Viagra se inventó por una desventaja en el aguante con la mujer desde el día uno.

Y si creen que el partido está empatado hasta el momento, aquí llegan los penaltis. Grande o pequeño el juguete de la mujer no importará jamás ya que el hombre algo se inventará. Pero si al rato de tenerla dentro te dicen “sácame el dedo y méteme la de verdad” es porque estás jodido para la eternidad.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión, Sexo