Archivo de la categoría: Viaje

Bourbon Street

Hace tiempo que no extraño. Ya no entro en aquellos lugares oscuros, sin salida, donde me golpeaba la cabeza con las paredes, donde mi ego mordía las esquinas, lugares sin ventanas, calurosos. Hace tiempo que no doy vueltas sobre mi mismo. Cuando mis pensamientos se enredaban más y más, mientras mi cabeza trataba de cortar por algún lado. A veces tengo miedo de volver a ese lugar. Quizá el alcohólico que cuenta los días siente lo mismo, que simplemente es una etapa, pero alcohólico siempre será alcohólico por lo tanto en cualquier momento volverá a beber. Yo no bebo. Y tampoco quiero volver a emborracharme de ego, narcisismo y paredes manchadas en una habitación oscura. Me voy a Bourbon Street, esa famosa calle llena de personas poco interesantes. Hoy quizá menos aún, gente que puede pagar miles de dólares para estar en este lugar, fanáticos del alcohol y el deporte. Por más que me gusta este partido, además de que debo no perderme este espectáculo, a la misma vez preferiría quedarme en el hotel. Por eso iré a cenar algo rico, típico de la zona de Louisiana, veremos algunas tetas, gente borracha, gilipollas en potencia y regresaré a la habitación a ver American Horror Story.

2 comentarios

Archivado bajo Deporte, Relato, Viaje

Amsterdam

Ayer me preguntaron si había estado en Amsterdam, y sí, sí he estado. Me preguntaron que qué me pareció la ciudad a lo que contesté que me gustaron algunas cosas, otras no. De Amsterdam me gustó la arquitectura, la elegancia de sus edificios, sus calles asimétricas, sus farolas, los comercios y los bancos elegantes al pie de la calle. Me sorprendió la cantidad de bicicletas, lo bien organizado que está el tráfico a pesar de la cantidad de bicis que circulan por sus calles. La gente monta bicicleta porque cree en el sistema, no por conveniencia. Mes gustó la comida. Me gustaron las rubias.

De Amsterdam no me gustó el sello americano. Lo poco auténtico de su barrio rojo, pensé que sería más bohemio, menos comercializado al estilo americano. Y ahí está el problema de Amsterdam, que hay muchos americanos. Porque el gringo desensibiliza los lugares. El gringo los convierte en comunes. En Amsterdam encontré muchísima gente joven, gringos con dinero que llegan a Europa con una mochila porque es “cool”. Gringos sin historia que buscan pasar el mejor mes de su vida, para luego regresar a sus materiales y plásticas historias. El problema del gringo es que no tiene cultura y tampoco clase. Su sello es una gorra, pantalones anchos, comentarios ignorantes y mucha cerveza. Por eso Amsterdam pierde un poco su esencia desde el momento que se infecta de gringos. Partidos de béisbol en las televisiones de los bares, jóvenes borrachas arrodilladas en el suelo gritando “this is the best day of my life” y otros con su pelo corto y sus camisetas anchas admirando las putas en sus escaparates. Amsterdam repleto de americanos deja de ser auténtico para convertirse en Cancún con algo más de historia.

Eso es lo que opino de Amsterdam.

1 comentario

Archivado bajo Viaje

Live your own life

M83 – Outro
I’m the king of my own land.
Facing tempests of dust, I’ll fight until the end.
Creatures of my dreams raise up and dance with me!
Now and forever, I’m your king!

Deja un comentario

Archivado bajo musica, Viaje

Madrid

Tengo el corazón encogido. Por un lado estoy triste porque mi hermano se fue a Madrid. Estoy muy contento por él, viviendo un sueño a través de él. Caminar por Madrid, ir al Bernabéu, comprar el pan, los cromos, hacer esas colecciones en la papelería. Estoy triste por tenerlo más lejos, en distancia y en zona horaria. Lo más probable lo vea las mismas veces al año que lo veía mientras vivió en Nueva York, pero no sé, el tenerlo al otro lado del océano me da una pequeña angustia. Pero de todas maneras estoy feliz. Nunca me había visto de tan cerca esa posibilidad de mudarme de vuelta a España, pero hoy que vi la foto desde su balcón creo que sí podría hacerlo, sí me gustaría hacerlo. De momento tendré que vivirlo a través suyo y esperar que me llame desde el Bernabéu después de ganarle al puto Barça.

4 comentarios

Archivado bajo Viaje

Un viaje

Me encanta viajar. Pero no solo a sitios lejanos, exóticos, clásicos. No solo a esos que hay que llevar un maleta grande o aquellos que hay que tomar un avión. Todavía siento la piel de gallina cuando recuerdo mi último viaje, bueno mi penúltimo, el último fue a un lugar conocido. Mi penúltimo fue a varios países del Este de Europa, Estonia, Letonia, Lituania, también a Finlandia, Polonia, Alemania y Holanda. Grandísimo viaje de grandísimas sensaciones. Todos los viajes me producen un placer especial, unos por su fotografía como Praga, otros por su deporte como Costa Rica, otros por su comida como España o México. Otros por su historia como Inglaterra, otros por su cultura como Guatemala o Indonesia. Otros por su emoción como Sudáfrica. Esto no es un concurso para ver quién tiene la pija más larga, unos viajan lo que pueden, otros lo que quieren, algunos simplemente no viajan. Yo quiero seguir viajando, conociendo gente, haciendo fotos, acumulando historias.

Pero también me gustan los viajes en coche, espontáneos, con una cámara y mi laptop. Ayer cuando regresaba del hospital de camino a casa me dieron ganas de viajar. Recogí mi cámara, mis pastillas y unas chanclas, y puse rumbo al Golfo de México. En dos horas estaba cenando en uno de mis lugares favoritos, en Naples, unas patas de cangrejo de lujo. Busqué un hotel barato, vi un par de pelis y ahora un rato a la playa.

Me encanta viajar, de cualquier manera.

1 comentario

Archivado bajo Viaje

Domingo de viaje

El estadio de los niners vino muy bien a un día de locos. San Francisco sigue siendo una de mis ciudades favoritas.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

San Francisco

Again. Muy buenos recuerdos tengo de mi primer viaje a San Francisco que quedan en el pasado.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje