Archivo de la categoría: Viaje

Madrid

Tengo el corazón encogido. Por un lado estoy triste porque mi hermano se fue a Madrid. Estoy muy contento por él, viviendo un sueño a través de él. Caminar por Madrid, ir al Bernabéu, comprar el pan, los cromos, hacer esas colecciones en la papelería. Estoy triste por tenerlo más lejos, en distancia y en zona horaria. Lo más probable lo vea las mismas veces al año que lo veía mientras vivió en Nueva York, pero no sé, el tenerlo al otro lado del océano me da una pequeña angustia. Pero de todas maneras estoy feliz. Nunca me había visto de tan cerca esa posibilidad de mudarme de vuelta a España, pero hoy que vi la foto desde su balcón creo que sí podría hacerlo, sí me gustaría hacerlo. De momento tendré que vivirlo a través suyo y esperar que me llame desde el Bernabéu después de ganarle al puto Barça.

4 comentarios

Archivado bajo Viaje

Un viaje

Me encanta viajar. Pero no solo a sitios lejanos, exóticos, clásicos. No solo a esos que hay que llevar un maleta grande o aquellos que hay que tomar un avión. Todavía siento la piel de gallina cuando recuerdo mi último viaje, bueno mi penúltimo, el último fue a un lugar conocido. Mi penúltimo fue a varios países del Este de Europa, Estonia, Letonia, Lituania, también a Finlandia, Polonia, Alemania y Holanda. Grandísimo viaje de grandísimas sensaciones. Todos los viajes me producen un placer especial, unos por su fotografía como Praga, otros por su deporte como Costa Rica, otros por su comida como España o México. Otros por su historia como Inglaterra, otros por su cultura como Guatemala o Indonesia. Otros por su emoción como Sudáfrica. Esto no es un concurso para ver quién tiene la pija más larga, unos viajan lo que pueden, otros lo que quieren, algunos simplemente no viajan. Yo quiero seguir viajando, conociendo gente, haciendo fotos, acumulando historias.

Pero también me gustan los viajes en coche, espontáneos, con una cámara y mi laptop. Ayer cuando regresaba del hospital de camino a casa me dieron ganas de viajar. Recogí mi cámara, mis pastillas y unas chanclas, y puse rumbo al Golfo de México. En dos horas estaba cenando en uno de mis lugares favoritos, en Naples, unas patas de cangrejo de lujo. Busqué un hotel barato, vi un par de pelis y ahora un rato a la playa.

Me encanta viajar, de cualquier manera.

1 comentario

Archivado bajo Viaje

Domingo de viaje

El estadio de los niners vino muy bien a un día de locos. San Francisco sigue siendo una de mis ciudades favoritas.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

San Francisco

Again. Muy buenos recuerdos tengo de mi primer viaje a San Francisco que quedan en el pasado.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

El viaje de mi padre

Maldito video. Por qué siempre me encuentro con estas cosas que me rompen. Que me derrumban. Imagino a mi padre, sentado en su último sofá, recordando todos sus viajes y los que ya no podrá hacer. Todos sus hoteles, sus planos, sus broncas. Vietnam, Bali, Caracas o Vallarta. Arrepintiéndose de cómo podría haber hecho las cosas mejor, de algunas cosas que dijo, pero sobre todo de esos momentos que se le quedaron debiendo. Ver crecer a sus nietos, verlos jugar en el parque o graduarse o casarse. Terminar su casa preferida en Calas. Disfrutar sus libros. Hacer ese viaje al cañón de Colorado del que siempre hablamos. Mi padre no podrá ver este vídeo, ni mandarse un mensaje para dentro de veinte años. Tampoco podrá sumar más momentos, aunque ayer soñé que todavía le quedaban muchos. Yo quisiera seguir viajando, y recordando a mi padre.

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Viaje

Nunca dejes de viajar

No sé muy bien por qué pero no he parado de llorar. Quizá fue la sensación de hablarme a mí mismo, o de hacerme viejo, o de no querer que se me esfume la vida. Quizá por el temor a algún día no ser feliz o el miedo a que ahora no lo sea. No sé, pero este video me ha llegado.

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Viaje

México

Esta ciudad no cambia. Locura. Me lo he pasado muy bien con mis colegas, a pesar de todo el trabajo. Millet y Toño son la leche.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Más panorámicas


Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Mis panorámicas

He decidido forrar mi casa de mis panorámicas. Esa que veis ahí arriba, en la cabecera de El Mortero, está en mi sala. Es Camp de mar, el pueblito donde se conocieron mis padres, y el fotógrafo, mi tío favorito Sebastián. Tengo otra, el puente de Brooklyn en blanco y negro, precioso, esa está en la sala también. Allá donde he viajado me he dedicado a hacer panorámicas. Tengo de Soller, de su puerto, del mar Báltico, de Sudáfrica, el Este de Europa diferentes lugares, Virginia Beach (abajo), y alguna que otra por ahí. La semana pasada hice una de las Cataratas del Niágara. Voy a recopilarlas todas, prepararlas y buscar lugares por toda la casa.

2 comentarios

Archivado bajo Relato, Viaje

Las Cataratas del Niágara

Siempre quise ir a las Cataratas del Niágara. Siempre. De pequeño soñaba con varios lugares, uno de ellos es el río Nilo, Egipto y sus pirámides. El Tigris y el Éufrates, Mesopotamia. Transilvania. Y también las Cataratas del Niágara. Hoy por fin cumplí uno de mis sueños.

He viajado a muchos lugares. Más allá de las grandes y pequeñas ciudades que me han fascinado, como Praga, San Francisco, Riga, Vilna o Barcelona. Más allá de las playas de Hawai o la Riviera Maya. Además de París, Londres o Nueva York. Lugares pintorescos como Antigua, San Miguel de Allende o Formentera. De todos he aprendido algo, de todos me he llevado algo conmigo. He visitado maravillas de la naturaleza. Los rápidos de Bali, con un baño debajo de una cascada incluido. Las cuevas de Xcaret en la península de Yucatán, o la playa de Holbox en la otra costa. La selva de Costa Rica cruzando colgado de un cable más de un kilómetro de valle. O la subida a un volcán con baño incluido en su cráter. He disfrutado de aquellos lugares creados por el hombre, y sobre todo de esos rincones sin explicación creados por un ser superior.

Hoy, las Cataratas del Niágara superaron a todos esos otros lugares que algún día me hicieron estremecer de emoción. Quizá ha sido por los años de ilusión y espera. O quizá porque vivimos a un ritmo frenético, pensando que somos superiores a todo, que estamos en control de nuestras acciones. En el coche, en el trabajo, en nuestra casa, nos creemos invencibles, nos creemos especiales. Y cuando ves la fuerza de la naturaleza actuando a su máxima potencia, el poder del agua y la gravedad, la belleza de un paisaje creado por la casualidad de nuestro Mundo, por una energía superior, por Dios. Entonces regresas al más puro estado de vulnerabilidad. Regresas al lugar de partida. Sientes una energía en el estómago. Te sientes pequeño. Insignificante. Tú, en ese agua, sin control, pulverizado en segundos. Tu conocimiento, tu experiencia o tu sabiduría no son nada enfrentados a la fuerza del agua. No existes para ella. La catarata es superior a ti. Y esa pérdida de control se traduce en vida. En perspectiva. Somos más que un trabajo, un número, una casa o un sueldo. Somos parte de un Mundo maravilloso. Una Tierra marcada por lugares incansables, que vivirán más allá de nuestro ser o existencia. Somos parte de un plan.

Hoy cumplí un sueño.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato, Viaje