Archivo de la categoría: Crítica

Comiendo

Sigo haciéndome daño. No lo entiendo. Parece que huyo de algo y creo que comiendo me escaparé del todo.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

El gitano

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

Joaco’s way

¿Por qué vemos Carlito’s way si sabemos el final? ¿Por qué leemos Crónica de una muerte anunciada si sabemos el final? Porque el camino nos entretiene. Porque nos gusta continuar por ese camino a pesar de saber donde termina, aunque sea por satisfacer esa curiosidad de que quizá el final puede ser diferente. Pero nunca lo es. El final siempre es el mismo, el que sabíamos, el que esperábamos.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

No country for an old man

Ni para un extranjero. Hoy tuve que ponere el freno a esta cuesta abajo de vida que llevo. Puse el freno de mano, metí primera y torcí la rueda hacia el bordillo. No me mueve ni un agua torrencial. Ya lo dice la película, este país puede ser duro. Hay días que prefiero verlo pasar por mi ventana.

1 comentario

Archivado bajo Crítica

La voz que odio

Siguiendo con la temática del día, el odio, me cae mal la gente que habla haciendo ruido con la garganta. Como si no le saliera la voz  por la boca, como si estuvieran encerrados en una cueva, como si estuvieran contando una historia de miedo o en los últimos momentos de la risa de Thriller.

Hay tantas gringas que hablan así… las odio a todas. Creen que hablando así son más interesantes o inteligentes, boludas.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

Odio

Que alguien me explique por qué odio. En estos días de lluvia, soleados pero grises sobre mi cabeza, de esos días que ya me avisó mi madre: “mejor no levantarse de la cama”. Por qué odio el acento de todos, los semáforos en rojo, la gente gorda y los tontos. Los que caminan gracioso, los que gritan en la cocina, los feos y gilipollas. Por qué odio el mundo. Esos días cuando todos me irritan, sus miradas, sus risas. Por qué no me voy a la mierda en esos días. No quiero explicarle a nadie porque las mesas tienen cuatro patas o existen sillas con ruedas. El café es amargo, el azúcar lo endulza, no preguntes porqué. En esos días donde odio odiar todo, odio que alguien se dé cuenta y me odie.

1 comentario

Archivado bajo Crítica

Un dolor de huevos

A veces pienso que debe ser un dolor de huevos vivir conmigo. Ni yo me soporto. Estoy destinado a terminar como mi sombra, mi conciencia, unas zapatillas y un trozo de pan. Es cuestión de tiempo.

1 comentario

Archivado bajo Crítica