Archivo mensual: marzo 2014

Me cuesta tanto

Me cuesta tanto escribir. Me cuesta estar triste, extrañarte, recordar los días duros. Me cuesta tanto llorar. Como si hubiera olvidado mis propias ideas, como si no pudiera prestar atención, he perdido sensibilidad por eso me cuesta llorar, por eso me cuesta escribir. Me concentro para escribir pero no puedo. Me esfuerzo en llorar pero no puedo. Recuerdo los días que me dabas consejos, los días que me juzgabas pero ya no me duelen. He olvidado el dolor. ¿Será esto lo que significa ser feliz? Hace tanto que no lo soy que no recuerdo lo que es.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión

Un rincón

Para escribir debo estar solo. Siento la invasión en ese espacio creativo, el ruido, las luces, los colores. Necesito un rincón oscuro, en silencio para excavar mis pensamientos y encontrar una idea que tenga sentido, darle forma, hacerla pedazos.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión