Siesta Key

Desde Siesta Key puedo ver tu pelo bailando con el viento del Golfo. Arena blanca húmeda por las nerviosas olas, tus ojos azules perdidos entre el cielo y las nubes, tus manos suaves, blancas, entrelazadas con las mías, bastas, peludas. Te quiero como nunca he querido. Diferente, conectado, descubriendo sensaciones en mi pecho que nunca he sentido. Te amo como nunca he amado. Sin miedo, despierto, consciente de lo que quiero. Por fin entiendo que mis frases te provocan una sonrisa, te ríes con sinceridad, eres mi perfecto escenario. Me siento amado por quien soy, como soy, con todos estos defectos, (y algunas virtudes) pero principalmente manías, prejuicios y dolores en muchas partes de mi cuerpo. Te quiero como nunca he querido. Por tu bondad, tu seguridad, tu dulzura y tus manos. Te amo como nunca he amado.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s