Archivo diario: Martes, 3 diciembre, 2013

Pijo ¿yo?

Pues nada, que soy un pijo. Soy un pijo porque tengo una bici de dos mil pavos, que a penas uso. Porque tengo una cámara de mil quinientos que no saco de la bolsa jamás. Porque tengo una guitarra de trecientos que no toco. Me dijeron que soy pijo porque me compro cosas que no necesito o, matizaron, que me gasto más dinero de lo necesario. Yo dije, si acaso derrochador, irresponsable, comprador compulsivo ¿pero pijo? Pijo el que usa una bicicleta de dos mil pavos cuando podría usar una de mil. O una cámara de dos mil cuando puede usar una de ochocientos. O una guitarra de cien en vez de trescientos. Pero no es pijo el que prefiere correr con unas zapatillas de ochenta en vez de montar una bici de dos mil. O hacer fotos con un iphone 5 de la compañía en vez de una Canon 30D de mil quinientos. O usar la guitarra de plástico del PS3 que la fender color ojo. En fin, que no necesito las cosas, me las compro porque puedo, porque disfruto de gastar en chorradas que sé que no necesariamente necesito, que podría gastar menos en ellas, que no les voy a dar el uso en relación a su precio. Porque soy tacaño para unas cosas y para otras no. Me las compro porque me da la gana. Y seguro porque soy algo pijo.

1 comentario

Archivado bajo Crítica