Cancún

Recuerdo que el cielo es más azul y las nubes más blancas. Hay una mayor claridad en el Caribe, el aire huele distinto. Recuerdo mi ingenuidad. Noches de locura. Sexo sin cordura. En otra época recuerdo la calma de las olas, las playas en el Caribe no hacen ruido. Recuerdo la casa con las escaleras asesinas, el frío de las habitaciones, la ventana que daba a la piscina de agua dulce. Las carreteras largas, estrechas y con huecos profundos. Los giris caminando descalzos. La paz del tiempo que no pasa. Hoy regreso por última vez a Cancún, así como lo conocí.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s