Mallorca 2014

Hay lugares que nunca olvidaré. Las escaleras de la tienda del Simonet o la plaza del centro o la música del hotel Canarios. Lugares que no significan mucho para algunos sin duda, para otros un días de sol en Mallorca, pero para mí son más que unos recuerdos vivos, es esa conexión que no puedo perder, para no olvidar jamás. Unos días interminables, sin un futuro claro o cercano, sin dudas o planteamientos existenciales, solo una historia tras otra, con el mismo principio y el mismo final.

Recuerdos de niño, de un viejo. Recuerdos de un flaco, de un gordo. Recuerdos de un joven, hoy padre. Recuerdos para revivirlos de nuevo. Muy pronto.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s