Archivo mensual: octubre 2013

La barriga de este gordito

Ayer descubrí que todo da vueltas alrededor de mi peso, o por mi exceso de peso. Todo gira sobre mis kilos de más. Mi mal humor, mis pocas ganas de salir, mi mini depresión o mega depresión. Cuando bajo de las 210 me siento bien, feliz, veo las cosas más positivas. Me dan ganas de salir, me gusta como me queda la ropa, me motivo a hacer más deporte. Mi vida está rodeada de energía positiva. En cambio cuando engordo, voy subiendo de libras, voy comiendo más mierda, dejo de hacer ejercicio, me duele la espalda, me pongo de mal humor porque no me queda nada bien, por eso no me apetece salir a ningún lado, como más mierda, tengo menos energía, engordo más, me muevo menos. Un puto círculo vicioso del cual me cuesta un mundo salir. No entiendo por qué me hago daño, sé lo qué me pasa, conozco los síntomas pero no los puedo detener hasta que ya es demasiado tarde, como hoy. Corrí 6 millas, me duele todo, es el comienzo para recuperar mi buen humor.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Mi perspectiva

Ha sido una semana de locura, para poner muchas cosas en perspectiva. La primera y más importante es que no quiero perder el amor que siente. Quiero hacerlo crecer. Quizá no ha sido la manera más convencional de iniciarlo, y por eso a veces me pregunto si las cosas que siento llegan a su debido tiempo, porque las comparo con lo que mi cabeza me dice que “es lo normal” y como no se asemeja entonces dudo. Pero no, no hay dudas. Las cosas son diferentes pero reales. Y no quiero que se acaben. Después de todo, ha sido una buena semana.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Confrontando

Porque ya nada volverá a ser lo mismo. No sé si pueda sentir sin miedo. No sé si pueda llorar de alegría. No sé si pueda olvidarme de ayer. Porque quisiera saberlo todo, no tener dudas, saber las respuestas. Porque a veces creo no ser compatible a nadie. Me creo tan distinto a todo, a todos. Porque cuando me detengo a pensar solo quiero llorar, por eso no pienso, por eso sigo andando, anestesiado. Porque quizá no cierro las puertas, solo me alejo de ellas y creo que con la distancia no veré la luz que las atraviesa, pero luego con un recuerdo, con un sueño, veo esa luz y la puerta aparece justo ahí y no la puedo obviar. Pero no la puedo cruzar. Solo está ahí, abierta, para dejarme saber que nunca la cerré. Y al lado hay otra puerta, y otra, y todas de par en par. Todos con sus distintas luces. Y no las puedo cerrar. Para recordarme que no puedo seguir huyendo. Pero por más que pienso no sé como cerrarlas.

Por eso mañana caminaré de nuevo, alejándome de ellas, hasta que una canción u otro sueño me lleve de nuevo a su umbral.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

Esas caras

Busco una respuesta en las caras de los que me rodean. Como queriendo entablar una conversación que no tiene principio, por eso no suenan las palabras. Vuelvo a estar perdido en una playa sin salida. No importa para que lado camine, la arena no termina nunca. De nada sirve recordar los pasos andados porque las huellas ya se han borrado. Por eso cometo los mismos errores. Por eso se repite el mismo dolor. Por eso los ojos cansados, los labios caídos, el sueño constante, la mirada vacía. Las dudas. La falta de ganas. La falta de fuerza. Me voy debilitando lentamente.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Por eso

Y sigo borrando, justamente por eso, porque no quiero tenerlos cerca, llevarlos en mi mano, ver sus nombres. No soporto más. No te escondas más. Muestra tu cara.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica

¿Qué crisis?

Me comentaba esta semana alguien de lo que le cuesta decidirse por algo, en el trabajo, dónde vivir y muchas otras cosas más que se cuestiona todos los días. Me dio risa porque yo soy igual. Siempre pienso que puedo hacerlo mejor, siempre dudo de que pude leer más, estudiar mejor, escribir con más tino. Últimamente tengo dudas de hasta mis dudas.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Borrando

Y seguí borrando fotos, que no recordaba ni que tenía. Recorrí dos años de recuerdos, con el dolor de la memoria, el sabor de aquellos días. Leí en las caras las sensaciones que en aquel entonces no pude descrifrar. Época de mierda, futuro innevitable.

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica