New Orléans

Llueve en “New Orleans”. Encerrado en mi habitación, viendo películas robadas y estudiando para el partido me doy cuenta que he desperdiciado una buena oportunidad para sumar esta ciudad a mi lista de víctimas. Después de las trece millas del sábado, cuando hice la maleta ayer, no quería ver las zapatillas ni de cerca. Seguiré encerrado, conentrado en el partido, en cómo se le puede vencer a este equipo. Ni que fuera mi trabajo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte, Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s