Recuerdos

Pues nada, que me habéis convencido, voy a dejar eso de la depresión para los ratos de recuerdos. Muy buenos días pasé, a pesar del dolor, con mi nuevo hermano y hermana, horas muertas en el sofá, el patio y la piscina. Desguazando las nuevas filosofías, reparando una empresa irreparable, entendiendo las encrucijadas del amor. Quizá lo que extraño son esos días de carnes a la brasa.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s