Extraño mis amigos

Volví a tener un sueño extraño, de esos que te hacen llorar y despiertas con un sabor salado en los labios, además del pecho encogido. No sé por qué pero soñé que me reencontraba con amigos de España que hace tiempo había perdido la pista. Juanmi, Irene y María José. Las sensaciones no eran buenas, desde el momento que nos sentamos en unos sillones en el portal de un caserón mallorquín. Comenzaron los reclamos, a tal punto que incluso mi amigo Millet estaba sentado a mi izquierda, corroborando las acusaciones de mis tres amigos. Alegaban haberme escrito cartas sin recibir respuesta, pero yo me mostraba resentido, de alguna manera culpándoles por habers perdido. Lo cierto es que los he extrañado mucho, todavía lo hago, pero ahora despierto, no creo culparles de nada. En el sueño yo salía de la sala para ir a hacer algo, alguna tontería, y cuando regresaba veinte minutos después solo quedaba Irene, el resto del grupo se había marchado. Irene trató de explicarme la razón, que en pocas palabras y entre la neblina de mi sueño la entendí como que yo era un inmaduro, que seguía siendo el mismo que dejó Mallorca hace dieciocho años. Comencé a llorar, con una sensación de arrepentimiento, le expliqué a Irene que no podía marcharme estando mal con Juanmi, los había extrañado demasiado para dejar la situación así. Entonces desperté.

Algo de aquel crío queda en mí, algo queda.

Deja un comentario

Archivado bajo Relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s