Murphy, su puta ley y mi almohada

Tengo varias afirmaciones. Yo no hago mi cama. Tengo dos almohadas, una buena y otra mala. Antes dormía del lado izquierdo de mi cama, ahora del derecho. La señora que limpia mi casa hace mi cama, dos veces por semana.

La misma señora, ocho de cada diez veces que hacía mi cama dejaba la almohada buena del lado derecho, cuando yo dormía del izquierdo. Cada noche, antes de irme a dormir, me acordaba de ella y de la madre de Murphy al comprobar que su puta ley sí funciona. La almohada buena estaba del otro lado. Entonces decidí cambiar de lado para dormir, no por esa razón, de hecho, no recuerdo la razón, el caso es que ahora duermo del lado derecho de la cama y ocho de cada diez veces que la señora la hace, la almohada buena está del lado izquierdo. Me cago en Murphy y su madre.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Crítica, Relato

2 Respuestas a “Murphy, su puta ley y mi almohada

  1. Cris

    Je! demasiada matemática para dormir…. es hora de estar en el centro de la cama…duerme en el medio o al revés y aplicas otra ley…..la de la relatividad! Jajajaja BesoZzzzzzz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s