Vuelo bajo

¿No os pasa que llega un momento de la semana, del día, de la vida donde necesitáis escapar, desaparecer? A mí sí. Voy volando alto, yo mismo me sujeto para no ascender demasiado, mil llamadas, mil conversaciones, giros de cabeza de un lado a otro para mantener a todos enfrente mío pero llega un momento que necesito esconderme, una tarde, un rato, todo un día. Y no hablar con nadie, solo respirar. Me agobia el trabajo a destajo, sin orden, sin avanzar nada, porque en eso se ha convertido este mundo. Solo se empuja, te levantas, te acuestas pero las cosas se mueven despacio. En fin, mañana vuelo de nuevo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión

2 Respuestas a “Vuelo bajo

  1. cuando a mi me pasa eso, me preparo un bañito con sales, velitas, y un buen libro y sobretodo mucha dosis de silencio.

  2. jeje sabía que ibas a responder…suena muy guay lo tuyo pero yo no quepo en la bañera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s