Solteronas

Hay mujeres, pasadas los treinta, y que nunca se han casado, que son un dolor de huevos. Intolerantes, malhumoradas, agresivas, empeñadas y orgullosas que de la manera que actúan es la correcta y por supuesto, convencidas de que nunca cambiarán. Cierto, no tienen por qué hacerlo, pero entonces que no vayan preguntándose por qué siguen solas, como si el mundo tuviera una conspiración en contra de su eterna felicidad. (Por cierto, si te das por aludida, prometo que no estoy escribiendo de ti. Lo juro. A quien va dirigido no conoce mi Mortero).

En fin, si están solas, no es por la gordura, o por tener tetas pequeñas, o porque no saben cocinar, todo eso da igual. La realidad es que ningún hombre puede soportar los ladridos en el teléfono, las preguntas directas al contestar como si tuviera que pasar algo para haber llamado. Hello??? I’m just calling because I like you and eventually I want to get you in bed, or something like that. If along the way I fell in love, then great. Pero no, la agresividad pasiva es tanta que la conversación no fluye. Están tan obsesionadas con no quedarse solas que analizan, proyectan hasta el punto de traer el futuro al presente, imaginándose si las vidas serían compatibles en una pareja que ni siquiera se ha formado. Se manejan tan a la defensiva que creen que cualquier comentario tiene el único propósito de ofender o desestabilizar la deprimida vida que han creado, tratando de convencerse de ser felices, cuando en cambio lo que quieren es otra vida que jamás conseguirán. No aceptan nada que no cuadre con su zona de confort. Siento pena y compasión porque algún día yo fui así también.

Si bien las solteras son las que más abundan en este grupo de mujeres maravillosas, también hay algunas casadas, la diferencia es que sus mardidos se las aguantan. Y otras divorciadas, que lo más probable llegaron a ese estado por todo lo que os acabo de contar.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión

Una respuesta a “Solteronas

  1. Cris

    Epaaa…menos mal estoy en mis “ti cinco”🙂
    Pero de acuerdo…y ni qué decir de los solterones, dolor de ovarios. Al menos soy una solterita feliz…porque he aprendido que no necesito del otro para ser más feliz! Pero eso sí a mis amigos casados, solteros, divorciados y locos…que nadie me los quite! PD: Esta solterona te quiere! Jajaja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s