Percepciones

No todo lo que brilla es oro. Tampoco si llueve tiene que encharcarse. No me digas quien soy solo por esa gente con la que ando. Y a veces el río suena en una película de la habitación de al lado, pero agua no lleva ninguna. En ocasiones los palos se parecen, pero las astillas son bien diferentes. Y en las casas de los herreros toda la cubertería es de metal y no de madera. Pues eso, que ni tanto, ni tan calvo. Que los cojos sí corren más que los mentirosos. Que si madrugas Él sí te ayuda.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s