Archivo diario: Viernes, 8 febrero, 2013

Necesito una mujer

Creo que sé lo que tantas veces mi ex criticó, lo que de tantas veces se quejó, por fin y después de unos años al frente de mi casa, por fin lo he podido comprender. Creo, que las mujeres en matrimonio no se quejan de que sus maridos no ayuden. Quizá sí lo hacen, sacan la basura, bañan los críos, cocinan, ponen la lavadora, etc. etc. etc. Creo, que la queja de la mujer es que ella es la que tiene que llevar el peso de la casa. El hombre puede ayudar, pero la que tiene que estar pendiente si hay que poner la lavadora, sacar la basura, o ir a comprar papel higiénico es ella. A veces lo pesado no es poner la lavadora o ir a comprar leche, lo pesado es llevar la cuenta de las tareas. Llevar en tu cabeza todo lo que es necesario hacer. Llevar esa lista imaginaria de lo que hace falta reponer, de que no hay uniformes listos y hay que lavar ropa, de que no hay zumos o no queda queso para los bocadillos. Esa cantidad de mínimos detalles interminables que se acumulan en la cabeza aprisionando las risas, los abrazos y las ganas de tener sexo produciendo un dolor tremendo de cabeza. Yo necesito una mujer, no para tener sexo o para que me abrace o se ría conmigo, solo la necesito para que nos dividamos esa lista entre su cabeza y la mía. No necesito que nadie me planche, ni cocine, ni bañe a mis hijos. Solo necesito que alguien me ayude a recordar. Con eso me conformo. 🙂

1 comentario

Archivado bajo Reflexión