Las reglas de este partido

Por eso siempre pongo las cosas claras desde el principio, para que cuando llegue el día del reclamo yo pueda recostarme sobre la silla y simplemente recordar que ya avisé de las reglas de este juego. Aún así la gente siempre se siente con el derecho de reclamar, a pesar de saber las limitantes de antemano. Pasa en el deporte cuando algún animal da una patada por detrás para en seguida quejarse por ver la roja, cuando sabe de sobra que esa tarjeta es justa. O cuando otro gigante golpea el brazo de otro brother con el conocimiento de que esa falta significa dos tiros libres. Pasa en la política, en la religión, en cualquier situación que se rija por reglas, siempre se escuchará la frase “pero es que no es justo”. Bueno, si te avisé de que una mano dentro del área era penalti, no me puedes decir ahora que es injusto si le diste una hostia al balón debajo de la portería. Penalti, roja y gol. Este partido lo gano yo, simplemente porque expliqué las reglas desde el principio.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s