El 24

Ayer fue mucho mejor que hace un año, de lejos. Hubo risas, buena comida, en familia. Quizá la última todos juntos. Hace más de tres años que escribo todos los días, o como dice mi hermano, que le digo a la gente que escribo todos los días. Estoy tan cansado de la gente perfecta, de no llegar a sus expectativas, de las críticas de todo. Si puedieran dejarme tranquilo, si llegara a no importarme nada, qué feliz sería. Sobre todo de aquellas personas que tiene respuesta para todo, porque claro, han pasado por todo, están por encima de todo. En fin.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s