El viaje de mi padre

Maldito video. Por qué siempre me encuentro con estas cosas que me rompen. Que me derrumban. Imagino a mi padre, sentado en su último sofá, recordando todos sus viajes y los que ya no podrá hacer. Todos sus hoteles, sus planos, sus broncas. Vietnam, Bali, Caracas o Vallarta. Arrepintiéndose de cómo podría haber hecho las cosas mejor, de algunas cosas que dijo, pero sobre todo de esos momentos que se le quedaron debiendo. Ver crecer a sus nietos, verlos jugar en el parque o graduarse o casarse. Terminar su casa preferida en Calas. Disfrutar sus libros. Hacer ese viaje al cañón de Colorado del que siempre hablamos. Mi padre no podrá ver este vídeo, ni mandarse un mensaje para dentro de veinte años. Tampoco podrá sumar más momentos, aunque ayer soñé que todavía le quedaban muchos. Yo quisiera seguir viajando, y recordando a mi padre.

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión, Viaje

2 Respuestas a “El viaje de mi padre

  1. Cris

    Fe, fuerza…agradece que de una u otra manera…eres parte de su viaje… Mantenlo siempre presente… y recuerda con amor, humildad,bondad y grandeza cada instante que la vida te ha permitido compartir con tu padre. Abrazalo!😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s