Sin título

Pues sí, ya están listos los papeles, casi dos años después. Ha sido el tiempo perfecto, de lo contrario el bajón hubiera sido mayor. De esta manera me duró una tarde. No puedo evitarlo. Fueron muchos años. Hay días que necesito pasar por ese lugar, el del dolor del recuerdo, y necesito superarlo. No puedo reprimirlo, ni ocultarlo, tengo que enfrentarlo. Perdón por los que están a mi alrededor y sufren la bofetada, pero esto algo que tengo que hacer.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Los comentarios están cerrados.