Katowice

Nadie dijo que esto iba a ser fácil, y ni por un momento, a mí se me pasó por la cabeza. Este viaje está siendo justo como sabía que se desarrollaría, por eso ya desde hoy no defraudó. Quedan suficientes días para que se repitan más situaciones como las de Katowice. Esperemos ir dominándolas de la misma manera. Por otro lado, la ciudad es cutre como no he visto jamás. Conocida como “La Ciudad de Stalin” sí parece haberse quedado en los años cincuenta. Los edificios sucios parecen abandonados a pesar de dar señales de vida por las camisetas viejas que cuelgan de las terrazas y unos geranios tristes de sus ventanas. La ciudad entera está levantada, todas las calles de obra, como si los bombardeos de la guerra hubiesen terminado ayer. La gente te mira con desconfianza, no la culpo, ya que después de dos horas caminando por sus calles no encontramos ni un solo turista. Ciudad industrial y universitaria, por si pudieran ser aún esos dos extremos más opuestos. Demasiada gente joven, demasiada gente triste.

Deja un comentario

Archivado bajo Viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s