Archivo diario: Jueves, 6 septiembre, 2012

Llegó la hora

He soñado tantas veces con este viaje que ahora no me creo que sea realidad. Siempre quise conocer Europa, pero no Florencia o Venecia o Roma, a pesar de que no me importará cuando lo haga, quise conocer Europa así, en coche, parando en cualquier pueblo a comer o a entrar a esa iglesia que se está cayendo. A recorrer las calles estrechas y grises que han sobrevivido a tantas guerras, al frío y la pobreza. En lo particular a este viaje, era el punto final a mi situación, el lugar donde se quedarían las últimas conversaciones. El viaje estaba planeado para el abril pasado, y curiosamente cuando llegó la fecha, ni pude viajar, ni tampoco tenía ya mucho de que hablar, ya había superado mis rollos. Ahora, lo vivo con la misma ilusión pero sin un objetivo concreto. Siento que no tengo mucho de qué hablar, cosa extraña en mí. Justo llevo tres días buscándole un propósito, más allá de disfrutar de la compañía del gran Robert, lo que quiero es correr, comer bien, hacer las mejores fotos, escribir todos los días. Descansar, sobre todo. Aprender algunas cositas de mí que me superan en situaciones jodidas. Sobre todo esa obsesión por el tercer gol antes de anotar el segundo. O mi complejo de persecución. ¿Cómo, qué, quién dijo algo malo? Cabrones. En fin, que en todos los viajes se aprende y se madura, yo espero hacer las dos cosas. Espero recobrar mi inspiración, escribir cuentos que jamás hubiera soñado en la humedad de Miami. Estoy enamorado. Estoy feliz. Me voy de viaje. Gracias.

1 comentario

Archivado bajo Viaje