Bajemos las armas

Algún día prometí que no estarías jamás en mi Mortero, por eso hoy lo cumplo. Mañana regreso a CrossFit, lugar donde los egos se acomodan en su lugar, no hay raza o género que prevalezca por encima de otro con un prejuicio estipulado, además de sedarte con una droga llamada endorfina tan potente que es capaz de sanar cualquier puñalada. 

Hoy fue un día largo, desde que desperté tras unos sueños salpicados de pesadillas, para más tarde continuar con llamadas masoquistas y sin sentido. Extrañé tus manos suaves, tus pecas y tus bromas. Ahora descanso tranquilo, sabiendo que el jueves reiremos de nuevo.

Tengo demasiadas cosas buenas en mi vida para estar preocupándome por mi ego o por un puñado de dólares. Muy pronto reiré de todo esto. Por lo pronto, bajemos las armas, que no dejan que me concentre en lo que sí es importante.

1 comentario

Archivado bajo musica, Reflexión

Una respuesta a “Bajemos las armas

  1. Cris

    …Jeee me encanta tu ego! y tu alegria😉 porque entre lineas te leo…hoy, ayer, antes…despues…en fin. Por aca empieza a verse la luz. Pizza y zero?😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s