Archivo diario: Sábado, 16 junio, 2012

En México, otra vez

Hoy viajé a México de nuevo. Lugar de contrastes, lugar de pasiones. En México he escrito algunos de los textos más profundos de mi vida. Debe ser su comida o la pasión de su gente. En México he sido muy feliz. También en México he cometido errores. Hoy viajé a México con el propósito de acabar con todos esos fantasmas que me han perseguido durante muchos años. No puedo vivir de los errores del pasado, solo de los aciertos que me esperan. Y me esperan muchas cosas buenas.

En México escribí mis primeros cuentos. Aquí me inspiré, no tanto como aquellos miércoles, pero suficiente para escribir cosas bonitas. Aquí he conocido gente maravillosa, amigos para siempre, personas únicas. Tengo pocos verdaderos amigos, pero en México tengo uno. Con México me identifico, a veces casi más que con los míos. En México me siento como en mi casa, a veces casi más que en la mía.

De camino me retumban todas mis historias, las voces, los aciertos, los errores. Todo me regresa de golpe, asfixiando mi cerebro. Los intentaré colocar uno a uno, por orden, los pensamientos, para ir zanjándolos sin temor. Siento mucho todo lo que sucedió, los primeros viajes, y el de Querétaro, también el de Pachuca, alguno que otro en DF. Iré limpiando poco a poco en estos días todos aquellos malos entendidos, malos ratos, desagradables. A todos, uno a uno, les llegará su momento de olvidar y perdonar.

No pretendo regresar sin antes aclarar muchas cosas en mi mente. Por que en realidad no tengo que hablar con nadie, no es necesario, estas son solo batallas en mi cabeza. Nadie me está esperando, tampoco esperan escuchar mi voz, ni lo consideran necesario. Lo más probable hayan olvidado mi nombre, porque lo que para ellos fue un estrella fugaz para mí fue un lluvia de verano. Por eso todo esto es entre yo y yo, y nadie más tiene entrada para esta función.

Aquí en México pretendo escribir más historias profundas para regresar renovado, con heridas sanadas y gente olvidada.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Viaje