El cambio

Pues nada, que tengo nueva roommate que me recuerda a cuando yo tenía veinte años pero pensaba que era mayor, y que todo lo que tenía en ese momento continuaría intacto por mucho tiempo. Y soñaba con ser mayor, haciendo cuentas de los años que podría durar con mi pareja antes de casarme, o de cuándo me mudaría de mi casa, o de cuando haría viajes. Pero el verano llegó, el calor nos fue cambiando la forma de pensar, crecimos. Las conversaciones por teléfono ya no fluían, los cuentos que me contabas ya me parecían anticuados, comenzaron las peleas. Esa transformación que sufrimos al salir de casa, al viajar a un lugar desconocido, al conocer gente extraña a nuestro ambiente. Al escuchar formas de pensar tan distintas a las nuestras, a lo que hemos estado acostumbrados. El relacionarnos, viajar, conocer gente es lo mejor que nos puede suceder cuando somos jóvenes. Viendo a mi roommate siento una nostalgia por aquella época, por aquellos veranos que me cambiaron la vida.

3 comentarios

Archivado bajo Reflexión

3 Respuestas a “El cambio

  1. Cris

    Uffff rentaste mi opcion de compra? jajaja mentiras…que bueno! Y como vera todo tu roommate? Si, de acuerdo, el salir de casa nos cambia y abre otro panorama al cual al final nos enfrentamos solos…y ponemos a prueba las alas y los flaps. Es parte del vuelo…por la vida. Besos.

  2. Cris

    Bue, digo, te iba a comprar la habitacion antes que la rentaras😉 te estoy bromeando… Bienvenida tu roommate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s