I love Mallorca

Hoy me emocionaba hablando de los veranos de Mallorca. Hablaba con un par de colegas que vendrán en agosto a la isla, y sí, sí van a venir y ya veré donde duermen y no, no vendrán a la boda, relax. Pero de que vienen, vienen, a descubrir y vivir en persona todas las historias que les he contado sobre los veranos de Mallorca.

Porque los veranos de Mallorca son mágicos. Para mí, la mejor época del año en cualquier lugar del mundo. La lentitud de su tiempo, el ruido, el sabor de sus tardes, el fresco de sus madrugadas, el calor de sus días. Los veranos de Mallorca me fascinan. Me emocionan. Me traen unos recuerdos que jamás reemplazaré. La mejor época de mi vida, de lejos. Los mejores años de mi vida, de lejos. En los veranos de Mallorca descubrí el amor, el sexo, las noches. También los días, la playa, a pescar, el mar, la costa, las bicis, la piscina, el fútbol. Los petardos, la marcha, los colocaos con Alvaro, mis amigos, y sobre todo mis amigos. Los helados, las paellas, las playas nudistas, las costas, los chapuzones en el mar, las máquinas de juegos, las pizzas, los amigos de mis padres, el rock and roll. Tantas y tantas historias que nunca me cansaré de recordar. Las guiris, los colegas, el calor, el verde del mar. Tantos recuerdos que me desbordan. Quiero vivirlos todos de vuelta. La montaña, las acampadas, las risas, las ventanas abajo, las carreteras desiertas, la música. Quiero estar en Mallorca con Alvaro, Silvio y Robert. Recorrer la isla, las playas, las discos. La comida, los restaurantes, las plazas en Soller o Alcudia, el Paseo Marítimo. Enseñar a mis hijos donde crecí, donde aprendí a vivir. La piscina donde aprendí a nadar, la calle donde aprendí a montar bici, la plaza donde aprendí a jugar. En Calas y en Mallorca aprendí a ser yo, y treinta y cinco años después regresaré para volver a ser aquel que algún día fui. Me muero por estar con todos los que quiero, mis padres, hermanos, tíos, hijos, amigos, da igual el orden, mi abuela, mi isla. Todos juntos para ver casarse a mi enano. Y una semana de locura, controlada que ya no tengo veinte, locura sana, para reemplazar recuerdos con nuevas experiencias.

Si algún día podéis, viajad a Mallorca en verano, no os arrepentiréis. No quiero dejar de escribir de Mallorca. Lo más probable tarde en dormirme un par de horas. Tengo tantos recuerdos, tantas historias, tanta gente. Mallorca es mi vida. Y no quisiera ser de ningún otro lugar, no quisiera haber crecido en ningún otro lugar. Me siento especial, soy de un lugar especial. No soy de Madrid, ni Barcelona, soy de Mallorca. Soy de Mallorca. Gracias por ser tan especial.

3 comentarios

Archivado bajo Relato, Viaje

3 Respuestas a “I love Mallorca

  1. Precioso el post. Espero que disfrutes de nuevo de esta isla maravillosa.
    Un saludo desde Mallorca😉

  2. Cris

    Que emocionante relato, como descubres Mallorca y tu felicidad! Un dia, quizas un dia…ire a Europa y claro, conocere y degustare tu isla…😉

  3. Pingback: A mi Mortero, gracias | El Mortero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s