Archivo diario: Viernes, 11 mayo, 2012

Creo, luego existo

Yo soy un tío creyente. Creo en el destino, en que las cosas pasan porque las buscas e insistes. Creo en las segundas oportunidades, siempre y cuando te las quieras dar. Creo en la gente, hasta que me caga. Creo en que algún día saldremos de esta crisis. También creo que los niños ven espíritus, y que algunos adultos también. Por lo tanto, creo en los espíritus. Creo que hay un lugar después de la muerte, ese lugar puede ser cielo, más allá, o simplemente un ataúd, gusanos y mucha tierra. Cuando muera preferiré ser cremado, previamente todos mis órganos donados, y más tarde esparcido por varios de mis lugares favoritos. Mi sierra, mi mar, mis calles, mis playas, mis casas y me gustaría descansar cerca de mis hijos también, sobre todo cerca de mis hijos.

Creo en el ego, el orgullo y la malicia de la gente. Y creo que nos domina en muchas ocasiones. Pero también creo que la gente puede cambiar. Creo que se puede hacer un esfuerzo consciente para mejorar el espíritu.

Hoy pensé mucho. He pensado por mucho tiempo. De repente encontré una salida, de tanto pensar, busqué y busqué hasta que la hallé. Me la jugué porque creo que hay que arriesgar para ganar, entonces me salieron dos ases en la primera mano. También creo que una buena mano no es suficiente para ganar la partida.

Creo que cuando vas de vuelta solo una cosa te puede beneficiar, el haber aprendido del camino de ida.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión