El ejercito

Siempre he odiado las armas, los ejércitos y sobre todo la policía. A pesar de que me gustan los juegos de guerra, las películas y la fantasía de ser el más peligroso cabrón del mundo, o la seguridad de sentirme protegido en todo momento. El caso es que odio las órdenes sin cuestionarlas, odio los gritos sin motivo, odio los borregos sin cencerro. Pero últimamente me llama la atención la disciplina del ejército. Me llama la atención el compañerismo militar. Me llama la atención la absoluta no responsabilidad por absolutamente nada más que la vida de tu compañero. Y quizá por eso será que me atrae la idea de algún día dejarlo todo, apagar la luz para solo tener que disparar ese arma que tanto odio.

En fin, viendo el entrenamiento del grupo militar más jodido del mundo, los Navy Seal Six, me pregunto ¿qué tienen en la cabeza estos tíos para presentarse voluntarios a tal crueldad? Acojonante.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s