Feliz

Decía un amigo que dejó de escribir el día que fue feliz. Hoy puedo entender su razonamiento, a pesar de que escribí mucho mientras estaba casada y juro que sigo pensando que era feliz. ¿No lo sería? jeje

Debo estarlo ahora porque me cuesta escribir. Sé que lo estoy. Más allá de los problemas cotidianos, las discusiones y la maldita lluvia de Miami que no para de caer.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s