Tus manos

Será que se puede tener un día triste, a la misma vez esperanzador, y más tarde un día de felicidad ¿todo en el mismo día? Además, por un par de horas alguna que otra sensación de decepción rápidamente reemplazada con deseos de gloria. En fin, que hoy sentí muchas cosas. Algunas malas, otras peores que me golpearon el pecho, pero también me acariciaron la cara, como hacía mucho tiempo no me la acariciaban, o mejor aún, no ha sido cuestión de tiempo sino de lugar y deseo, y hoy me acarició la cara justo quién yo quería. Todavía huelo sus manos en las mías, gesto con el que me voy a dormir.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Relato

Una respuesta a “Tus manos

  1. Cris

    Si es posible tener dias como los que describes… y no es porque seamos seres extranios o la llamada bipolaridad nos aqueje….es que somos seres vivos…que sentimos…y a diferencia de otros nos caracterizamos por que anteponemos el carino y el deseo de estar felices siempre… Aveces tan solo saber que hay alguien cerca con quien podamos hablar, con quien podamos compartir un rato viendo la tele, escuchando una cancion, tomando un vaso con agua, simplemente sonriendo…nos puede lograr una gota de alegria. Que bueno que tus deseos se cumplan…todo esta en la mente…y que rico que hayan acariciado tu rostro y ese instante se mantenga en tus dulces suenios. En silencio y a la distancia…un abrazote. Dios te cuide…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s