Archivo diario: Martes, 17 abril, 2012

Tus manos

Será que se puede tener un día triste, a la misma vez esperanzador, y más tarde un día de felicidad ¿todo en el mismo día? Además, por un par de horas alguna que otra sensación de decepción rápidamente reemplazada con deseos de gloria. En fin, que hoy sentí muchas cosas. Algunas malas, otras peores que me golpearon el pecho, pero también me acariciaron la cara, como hacía mucho tiempo no me la acariciaban, o mejor aún, no ha sido cuestión de tiempo sino de lugar y deseo, y hoy me acarició la cara justo quién yo quería. Todavía huelo sus manos en las mías, gesto con el que me voy a dormir.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Relato