Archivo diario: Martes, 3 abril, 2012

Hoy se perdió mi hijo

Hice una tortilla con unos huevos que tienen más de un mes en el frigorífico. Espero no cagarme a media noche. Ya recibí los papeles de mi divorcio, y mientras los leía sentí una extraña ilusión de ver cada vez más cerca un paso importante que ya quiero dar, sentí libertad. Sentí el final de un capítulo. Tengo mucho trabajo. Mañana gana el Madrid. El puto Milan podía haberse esforzado un poco más. Las pipas que compré no me gustaron. Son esas de la bolsa grande, nada que ver con las bolsas individuales. Hoy registré a los niños para el campamento de verano. Carísimo la puta que lo parió. Hoy hice cinco flexiones de barra, ayer hice tres. Me siento más fuerte, a pesar de solo llevar dos semanas en crossfit. Y sí, voy a escribir mi novela Enano utilizando muchos de mis morteros. Se va una de mis roommates. Voy a pasar a los niños a su antigua habitación. No estoy cerrado a ofertas pero de momento voy a disfrutar el espacio de mi casa.

Que bien me sienta la distancia. Porque he puesto distancia con todos. Por lo menos hasta septiembre ¿por qué? No sé, quizá porque quiero disfrutar mi viaje. Pero con tan solo dos días de espacio ya me siento mejor. En mi cabeza hay espacio para mis cosas cotidianas.

Hoy se perdió Sebas en Key Mart, un supermercado gigante que hay al lado de casa de mi ex. Yo estaba con él en el teléfono, así fue la conversación:

–    Bueno Sebas, te quiero, dile a mami que se ponga.
–    No está.
–    Como que no está? No ves a mami?
–    No, I’m lost.
–    No está Marcos contigo?
–    No.
–    Y no ves a mami?
–    No. I’m lost.
–    Ok. Dónde estás?
–    En Keymart.
–    Ya sé, pero en qué parte?
–    Well, I see books and cheerios, and cereal. I see a lot of cereal.
–    Estás en el Keymart de al lado de casa de mami?
–    Ehhh? The one a little close and a little far too.
–    Ok. A ver, grita. Di MAMIIII. Llama a mami.
–    No.
–    Venga, grita. MAMIIIII
–    No.
–    Ok. Bueno, quédate ahí quieto que papi está a dos minutos del Keymart. Ok?
–    Ok.
–    Y como te fue en ajedrez hoy?
–    Good. I can use the King now.
–    Ok.
–    Mami is here. I found Mami, she was lost.
–    Oh ok. You found mami? Great. A ver, ponme a mami.

Y ya dejé de sudar, justo cuando llegaba a la puerta del Keymart.

4 comentarios

Archivado bajo Relato