El freno

Yo siempre, o casi siempre doy una buena primera impresión. Hoy no di una buena primera impresión, y luego di una muy buena primera impresión.

En realidad llevo tres semanas que vivo con el freno puesto, siendo menos simpático y amable de lo que soy. Vivo enjaulado, sonriendo menos. Vivo paseando por las horas, mirando el reloj para que llegue la siguiente y esperando la de más allá. Hasta hoy, que solté el freno. Me dejé llevar y sonreí. Me voy desprendiendo de lo que sobra, siento que peso menos, entonces puedo sonreír.

Ahh hoy me sentí bien otra vez. Me siento feliz. A veces, que poco se necesita, y está ahí, enfrente, tan cerca pero tan oculto a la vez. Hoy me volví a tropezar con ello. Bailé. Disfruté de mis amigos y mis amigas. Solo amigos y amigas. Feliz. Que fácil ha sido. Tres semanas perdidas. O quizá necesarias para no volver a cometer ese error.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión

Una respuesta a “El freno

  1. Cris

    como dicen por ahi…”Se tu mismo”…buuu de que baile me perdi?😉 el sonreir o dejar de hacerlo es por voluntad un simple reflejo del “mar adenro” que llevamos…..asi que dejalo fluir😉 sonrie que para eso tienes con que. Besito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s