Me sacaron sangre

Odio que me saquen sangre. Y odio vomitar. No tienen nada que ver la una con la otra, a no ser que te llames JD y que te estén sacando sangre por primera vez. Para ser exactos, la primera vez que me sacaron sangre me desmayé. No en su totalidad pero diría que cerca al ochenta por ciento. No recuerdo muy bien por qué fui al médico, ah ya me acordé. Me acababan de descubrir el problema con los riñones entonces ese día, que creo que era mi primer día en un hospital me iban a hacer una biopsia en el riñón. El caso es que la primera prueba era sacarme sangre, con mi mala suerte que me pusieron a la novata de turno para practicar en mi vena. Yo, acojonado ya desde el primer rayo de sol, en ayunas, y esta tía más nerviosa que yo. Mi vena dando la vuelta al brazo, casi escondiéndose detrás del codo, mientras que la chica movía la aguja por todo lo ancho del brazo. Pinchaba y movía, y la pobre casi lloraba. Yo sudaba y casi lloraba. La puta vena no aparecía y mi brazo parecía la cara de un boxeador. El caso es que me desmayé, o vagamente recuerdo. Luego me sentaron en un a silla de ruedas para llevarme a una camilla a la sala de espera. Me hicieron biopsia, salió todo mal y cinco años después me transplantaron.

Pero meses después del primer episodio de desmayo, eso era por octubre del 99, me llevaron a las primeras pruebas del centro de transplantes. Allí también llegué en ayunas, mareado por el manejo de mi madre, cagado porque sabía que me sacarían sangre y entonces pasó lo que tenía que pasar. No me desmayé, pero sí vomité. Recuerdo todavía el trago amargo del ayuno mientras me pinchaban, esta vez ni sentí la aguja, pero todo mi cuerpo se convirtió en un bloque de hielo. Yo trataba de tragar saliva, respiraba, pero nada pudo evitar la pota en medio del pasillo del laboratorio. A ese laboratorio volví cinco años después, ya transplantado, y regresé cada dos días por los primeros dos meses, y luego cada tres días y ahora voy cada dos meses. Por suerte nadie me ha reconocido tras casi siete años de transplantado. Nadie recuerda el episodio.

Hoy me volvieron a sacar sangre, y a pesar de que lo hacen cada dos meses todavía no es un proceso agradable para mi. Hoy no vomité.

2 comentarios

Archivado bajo Relato

2 Respuestas a “Me sacaron sangre

  1. Dios mio, estaba leyendo y me acordé de Pepe Rubianes, ¡qué bueno lo de tu vena escondiéndose por el codo¡¡¡¡
    Yo también me hago analíticas cada 3-4 meses,pero me las he hecho con más frecuencia.. (tengo artritis reumatoide) y sé lo que es notar un mal pinchazo de la novata de turno.. y cada vez que la veo, tiemblo y lo bonito que queda el brazo después con todas las fases de color morado jajaja. En fin, que todo quede en una analítica.

  2. Cris

    No entiendo por que nos tienen que “sacar” sangre…yo he diluido mi proceso luego de una maratonica tanda de visitas al laboratorio el anio pasado. Tambien debo ir cada 6meses…y cuando veo alguna cara de novatos queriendo escudrinar por mi antebrazo pido al jefe del lab que lo cambien…aunque la verdad soy transparente y las venitas como que saltan emocionadas ante la mirada amenazadora de la aguja! Pinches venas! Que facil fuera que todo lo midieran por el microchip, el iris, las babitas o…que se yo. Y que hacen luego del analisis con nuestra sangre?..en fin. Besos desmayadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s