Kony 2012, otra vez

Ayer vi el video de Kony 2012. Sentí muchas sensaciones, desde “vaya propaganda barata” hasta “y qué carajo hago yo por los demás”. Y es que este tipo de iniciativas siempre me producen sentimientos encontrados. Por un lado, todas y quiero decir TODAS, desde Unicef a One de U2 e incluso esta Invisible Man, todas me producen una sensación de desconfianza. Quizá porque soy escéptico hasta que me hacen creer lo contrario, o lo más probable porque no creo en la integridad de la mayoría de las personas, y sobre todo porque estoy convencido de que TODO ser humano es corrupto simplemente por haber nacido en este mundo. Entonces, cuando este tipo de organización tiene como condimento algunos o todos de mis ingredientes anteriores, no puedo dejar de preguntarme cuáles son las causas mayores de los que manejan estas organizaciones, no de todos los de abajo que sí tienen buenas intenciones, pero sí de esa cúpula que maneja los hilos de la corporación.

Y para corroborar mi intuición, hoy leí este artículo de El País. http://blogs.elpais.com/africa-no-es-un-pais/2012/03/kony-2012.html

Pero también existe el sentimiento opuesto. Y siento admiración por este grupo de gente, que lo más probable lo tiene todo en casa, su Nintendo y su Starbusk en la esquina de su calle, el BMW 325 en la puerta, el Iphone y el Ipad de última generación, pero en cambió se enfunda unos vaqueros viejos, una cámara HD y se larga a África ayudar a aquellos que jamás sabrán lo que se siente al abrir la puerta de un frigorífico. ¿Y qué hago yo? ¿Y qué he hecho yo? NADA. NUNCA. Y lo más probable no lo haré jamás. ¿Donar dinero? No, porque soy un escéptico. ¿Viajar a África? Tampoco, porque no tengo dinero. Ni siquiera dono la ropa vieja, y tampoco apoyo a las organizaciones locales. Lo que sí hice en este video fue pasarlo. Lo enlacé en mis páginas sociales, y estoy escribiendo este blog. Porque más allá de que entienda el punto del bloguero de El País, además de que justifica mi escepticismo, también detesto aquellos que lo único que hacemos es dudar y criticar a los que sí hacen algo para que este mundo mejore. Porque si todos pensaran como yo, o el tío de El País, el mundo estaría mucho más jodido de lo que está. Por eso agradezco a Invisible Man, y a todos aquellos que, no solo ayudan a los más necesitados, pero que a la vez reclutan cada día escépticos como yo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s