Archivo mensual: febrero 2012

Poco tiempo

Hoy sentí que debía visitar. Algo me dijo que se acerca el momento. Está jodida la cosa.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cerrado por vacaciones

Me alejo por un tiempo. Me parece lo mejor para todos en estos momentos, o al menos lo más sano para mí. Tengo muchas cosas en mi cabeza, muchas preocupaciones, y esto, como dice mi hijo mayor, no me cabe en el cerebro. Primero lo fundamental, segundo lo esencial, y tercero lo vital. El resto puede esperar. Y tú, puedes esperar. Papeles, banco, viaje, niños, pasaportes, tarjetas, canal y muchas otras cosas más que dan vueltas en mi cabeza, sin descanso, y me estoy volviendo loco. Y no quiero volverme loco. Por eso hoy, como me recomendaron ayer, lo plasmaré todo en un papel. Y a todos, si no me traéis temas relajantes, mejor no me traigáis nada, lo siento por un tiempo, pero no puedo.

4 comentarios

Archivado bajo Reflexión

Riders on the Storm

Deja un comentario

Archivado bajo musica

Mi compu

Ayer apreté al botón de Reset, y vuelta a empezar. Move to trash, Escape, Control Alt Delete, Shut Down. Reprogramando disco duro. Hace falta más memoria. Voy a actualizar la tarjeta de video o instalar programas nuevos. Un monitor más grande, para ver las cosas de lejos. En fin, que no se puede ir en contra del progreso, y yo, progreso.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Oh..eh, sí. ¿Cómo?

Estoy nervioso por primera vez en mucho tiempo. Como un boludo. Noticias próximamente.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Esta guerra

Siento la angustia al no tenerte. Esa que me asfixia cuando estás lejos. Tus dos cartas al mes no son suficientes, por eso espero para abrirlas, las leo con calma, y una vez que termino, las releo en innumerables ocasiones. Verte es lo que necesito. Sentir tus ojos verdes en mi pelo. Esta guerra es larga, pasamos frío y hambre, mas el único calor que me da fuerzas para continuar batallando es el de tus manos al tocar mi cara. Polonia está lejos. Desde mi posición oigo los gritos de dolor del enemigo, mientras releo una y otra vez tus cartas. La incertidumbre de saber si sientes lo mismo que yo siento, me mata. Aunque tu precaución es normal, ya que muchos han muerto en esta guerra, y has visto a muchas llorar por sus cuerpos vacíos. Mis compañeros de fusil me preguntan por ti, pero yo solo les hablo de tu sonrisa. Y a pesar de que entiendo tu miedo, también te prometo esquivar todas las balas que lancen en mi dirección, para así poder estar pronto contigo.

1 comentario

Archivado bajo Cuento

One day

Deja un comentario

Archivado bajo musica