Archivo mensual: febrero 2012

Poco tiempo

Hoy sentí que debía visitar. Algo me dijo que se acerca el momento. Está jodida la cosa.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cerrado por vacaciones

Me alejo por un tiempo. Me parece lo mejor para todos en estos momentos, o al menos lo más sano para mí. Tengo muchas cosas en mi cabeza, muchas preocupaciones, y esto, como dice mi hijo mayor, no me cabe en el cerebro. Primero lo fundamental, segundo lo esencial, y tercero lo vital. El resto puede esperar. Y tú, puedes esperar. Papeles, banco, viaje, niños, pasaportes, tarjetas, canal y muchas otras cosas más que dan vueltas en mi cabeza, sin descanso, y me estoy volviendo loco. Y no quiero volverme loco. Por eso hoy, como me recomendaron ayer, lo plasmaré todo en un papel. Y a todos, si no me traéis temas relajantes, mejor no me traigáis nada, lo siento por un tiempo, pero no puedo.

4 comentarios

Archivado bajo Reflexión

Riders on the Storm

Deja un comentario

Archivado bajo musica

Mi compu

Ayer apreté al botón de Reset, y vuelta a empezar. Move to trash, Escape, Control Alt Delete, Shut Down. Reprogramando disco duro. Hace falta más memoria. Voy a actualizar la tarjeta de video o instalar programas nuevos. Un monitor más grande, para ver las cosas de lejos. En fin, que no se puede ir en contra del progreso, y yo, progreso.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Oh..eh, sí. ¿Cómo?

Estoy nervioso por primera vez en mucho tiempo. Como un boludo. Noticias próximamente.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Esta guerra

Siento la angustia al no tenerte. Esa que me asfixia cuando estás lejos. Tus dos cartas al mes no son suficientes, por eso espero para abrirlas, las leo con calma, y una vez que termino, las releo en innumerables ocasiones. Verte es lo que necesito. Sentir tus ojos verdes en mi pelo. Esta guerra es larga, pasamos frío y hambre, mas el único calor que me da fuerzas para continuar batallando es el de tus manos al tocar mi cara. Polonia está lejos. Desde mi posición oigo los gritos de dolor del enemigo, mientras releo una y otra vez tus cartas. La incertidumbre de saber si sientes lo mismo que yo siento, me mata. Aunque tu precaución es normal, ya que muchos han muerto en esta guerra, y has visto a muchas llorar por sus cuerpos vacíos. Mis compañeros de fusil me preguntan por ti, pero yo solo les hablo de tu sonrisa. Y a pesar de que entiendo tu miedo, también te prometo esquivar todas las balas que lancen en mi dirección, para así poder estar pronto contigo.

1 comentario

Archivado bajo Cuento

One day

Deja un comentario

Archivado bajo musica

Dublín

Desperté con la imagen de su cara, la misma que estuvo rondando mi sueño ya olvidado. Al abrir los ojos, recostado sobre mi brazo izquierdo sentí un sabor de angustia incontenible. Desde mi cama pude oler su perfume en mi pelo. Entonces entendí que mi sueño era una maldita realidad. Ya no estaba conmigo. Recostado en mi cama lloré. Recordé nuestra primera canción, los nervios de nuestra primera cita en un bar del centro de Dublín. Sus ojos verdes, y su pelo negro liso falso, porque su color natural era castaño claro. La banda de fondo nos sorprendió cuando entonó los primeros acordes de Música Ligera, justo después de Scar Tissue, y mucho antes de U2, Bob Marley y Maná. Recordé como la hice reír, su cara perfecta, su piel suave. Supe, que detrás de esa coraza alemana había un corazón que palpitaba cada vez que la hacía reír. Sus ojos me penetraron toda la noche, y muchos años después confesó haberse enamorado de los míos esa misma noche en el bar del centro de Dublín. Yo no paraba de llorar. Mi sueño era tan real que podía sentir su piel en mis manos. Sus manos en mi cabello. Su cabello en mi cuello. Recordé nuestro primer viaje. La primera vez que le cociné. Los largos días en la nieve, y en la playa. Recordaba su amor tan vivo como si todavía estuviera a mi lado. Pero ya no estaba. A pesar de sentir su mano caliente en mi pecho, y su brazo pesado rodeándome. Entonces escuché su voz:

–    ¿Por qué lloras? –Me susurró al oído.
–    Por ti –le dije.
–    Sigo aquí. –Mientras me besaba la espalda.

Veinte años después de aquella noche en el bar de Dublín, sus ojos me miraron con la misma intensidad.

Deja un comentario

Archivado bajo Cuento

Para el mundo con amor

En otras ocasiones he sufrido este tipo de rechazos hacia todo lo que sobra a mi alrededor, pero en esas ocasiones ha sido con un cierto malestar u odio. Ahora no. Paso de todo lo que sobra. La corteza muerta a mi alrededor. Paso de todos los que pasáis. Amo a los que estáis. Enano, tú el primero. Disfruté tenerte este fin de semana cerca, ver el Madrid, reírnos en la sobre mesa. Hacía tiempo que no nos reíamos como familia, con tanto cáncer, divorcio y otros rollos no hemos podido disfrutar de todo lo que tenemos. Y los que sobráis, os deseo lo mejor, pero no me agobiéis. Dejadme en paz, no me juzguéis más. No os soporto más. Pero de buen rollo lo digo. En buena onda guey, pasad de mi. En buen plan che, pasad de mi. Todo chévere chamo, pasad de mi.

Hago las cosas como creo que se deben hacer y al que no le parezca bien que tome lápiz y papel, y que apunte las cagadas que comete en una semana. Luego comparamos para ver quién tiene más momentos nulos en su vida. Paso de vuestros rechazos, vuestras falsas promesas y vuestras vidas ficticias. En esta ciudad de mierda es difícil encontrar gente con jugo, no me saquéis el mío.

Con todo el cariño del mundo, que os den por el culo.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

I feel so close

Deja un comentario

Archivado bajo musica