Los efectos de la droga

Me metí en la cama a las ocho. Me tomé un buen trago de NyQuil y quedé frito en menos de diez minutos. No recuerdo nada en toda la noche. Si fui al baño, no sé como llegué o regresé. No recuerdo ningún sueño a pesar de recordar vagamente estar sentado en una cama, del otro lado estaba mi ex hablándome con una voz extraña, de bruja, moviendo los dedos en armonía, así como hacen las brujas. Me miraba con la cabeza agachada, las cejas fruncidas, y los ojos bien abiertos. Hablaba de robar el alma a los hombres, de atraparlos en su cama y robarles su ser. Entonces yo sentía algo que se acercaba por detrás, me giraba y veía una especie de telaraña. Ella seguía con sus extraños movimientos. Entonces yo sentía de nuevo la presencia de algo justo detrás de mí y al girarme había un cuerpo grande con una cabeza clara y unos brazos blancos. No recuerdo nada más.

PS: Estoy todavía bajo los efectos del Nyquil. Estaba mandando un text a una amiga y sinceramente no recuerdo si haré se escribe con h o sin h.

3 comentarios

Archivado bajo Relato

3 Respuestas a “Los efectos de la droga

  1. Cris

    Se escribe Harem… Ten cuidado con esa sobredosis de NightKiller… que te vas a quedar mas loco de lo que sos! 😉

  2. Acabo de despertar, 24 horas después. Creo.

  3. Cris

    Es lo que crees…ya se te fueron 48hrs y unas cuantas pesadillas….que describiras en tus Morteros o en guion de la prox. pelicula de Duro Productions.😉 Jejeje… Creo que me esta gustando eso del Nyquil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s