Archivo diario: Domingo, 1 enero, 2012

Gran comienzo

Empezamos el año temprano. Después de una fiesta bien guay en casa de unos amigos, los niños y yo nos recogimos a las tres de la mañana. Algún día escribiré sobre la mañana y la madrugada, pero como aperitivo os dejo mi observación: de las dos a las ocho son de la tarde, de las nueve a las doce son de la noche, de la 1 a las cuatro son de la mañana y las cinco y seis son de la madrugada, si  tiene relación con trasnoche porque si es de madrugar entonces son las cinco o seis de la mañana. En fin, chorradas mías. El caso es que nos acostamos a las tres de la mañana y Marcos ya estaba arriba a las ocho. Sebas y yo a las diez. Desayunamos, recogí la casa, Marcos se bañó en la piscina (el agua estaba congelada), les hice puré de patata con unas salchichas de pollo y manzana que están riquísimas, y nos fuimos al parque. Disfruté jugando fútbol americano con los niños como no lo había hecho nunca. Uno era defensa y el otro receptor, yo all-time QB. Sebas es una flecha, va a ser una máquina. Marcos… no tanto, aunque tiene un brazo el tío, lanza la pelota mucho mejor que yo. Avancé El viejo y el Mar de Hemingway, disfruté el impresionante clima a la sombra de un árbol en nuestro parque favorito. Una pizza, el helado del domingo y a dormir. De momento el 2012 tiene buena pinta.

3 comentarios

Archivado bajo Relato