La Navidad

Esta noche es noche buena y mañana Navidad. La primera navidad que paso solo, bueno en casa de mi cuñada con mis hijos y el resto de la familia. Pero sin la mía, y después de cenar mi iré a casa. Sin comida de Navidad. Me largo a Key West, lejos de los recuerdos, imagino, o al menos para distraerme. Pero estoy feliz porque como prometí el año pasado, mientras creábamos una escena de cualquier película de Woody Allen, todos con morros, otros llorando, y muchos incómodos en el salón de mi casa con un divorcio inminente, prometí que este año, de alguna manera u otra estaríamos mejor. Y lo estamos. Esta Navidad no será la peor que hemos pasado en yankilandia. La primera, en 1994, esa sí fue una pesadilla. Recuerdo a mi madre llorando porque el pescado había quedado mal. Los cinco solos aquí en una casa extraña, con un poco habitual calor que le quitaba importancia a una ya descolorida Navidad. Mi padre tratando de hacer todo lo posible porque esto nos gustara, y con el tiempo, su discurso, como un buen vendedor de coches, nos atrapó. Paseando con el anticuado Oldsmobille, escuchando los Gipsy Kings, las luces del downtown de Miami, la playa. La Navidad del 95 regresamos a España, después de habernos mudado permanentemente en junio, yo en septiembre. Nada más llegar supe que Paula ya no estaba por mí, a pesar de que le había escrito 135 cartas en tres meses. Lo más probable no leyó la mitad, pero agradezco el tiempo porque me lanzó en la escritura. Murió mi abuelo Tomás, una cagada. Pero desde entonces me acompaña, o sea que lo veo más ahora que cuando estaba vivo. La del 96 y 97 no las recuerdo, la del 98 no la quiero recordar porque la pasé celando a mi nueva novia, futura esposa. La del 99 vino a España, no la recuerdo bien. Y luego unas aquí, otras allí. La del 2007 fue una mierda, después de tres meses viviendo fuera de mi casa, esa navidad la usamos para reconciliarnos. Muy jodida época. El año siguiente fue peor. Ella con su familia, yo sufriendo. La del 2009 pensé que sería la mejor de mi vida. Casa nueva, toda la familia junta, reconciliados. Pero la mejor de mi vida está por llegar. Por lo pronto ésta, que pensé que sería una mierda, no está siendo tan mala. Estoy feliz, creo que ya lo dije, por todo lo que he conseguido este año, porque estoy a un mes de correr mi primera media maratón, porque hoy corrí ocho millas, porque hoy también he decido hacer mi primer Half Iroman, un triatlón muy largo . En fin, viva la Navidad. Ya tengo el árbol que armé con mis hijos lleno de regalos para ellos, también hay uno para Lari, por qué no.

La foto, que como en todas salgo horrible, es para mis amigas Mara y Chris.

3 comentarios

Archivado bajo Relato

3 Respuestas a “La Navidad

  1. La del 96 la pasaste en Palma, con Maggie y conmigo, y se murió Xila… la del 97 no me acuerdo ni yo, pero creo que la pasamos en Miami, y en Orlando… que navidades por Dios!

  2. Jeje, ya me acuerdo que fui a Granada con Maggie y Juanmi.

  3. Cris

    La Navidad gana y pierde encantos con el tiempo….el paso de los anios. Lo importante es que de una u otra manera compartes con tu gente y en especial encuentras la sonrisa de los ninos. Si fuiste a Key W…espero te hayas distraido. Recuerda que nunca estas solo… Jajajaja y si….eres horriblemente feo…gracias por la foto😉 creo que me cae bien tu peluquero. Abrazo sudamericano….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s