La lluvia de Palma

Cuando llueve en Miami, diluvia. Y puede dejar de llover diez minutos después. Cuando llueve en Mallorca, chispea. Y puede estar lloviendo tres días sin parar. Pero hoy ya salió el sol, radiante, expectante para depararnos un día de diversión. Por lo pronto me voy a correr que creo que he engordado dos kilos. Ya estoy saliendo de esos primeros días de nostalgia. Y es que el choque de recuerdos y distancias es muy fuerte. Siempre los primeros días son difíciles por las diferencias, la gente por las calles no es la misma, los lugares que han cambiado. Es la misma sensación que sientes cuando miras fotos tuyas viejas, te acuerdas de alguien que ya no eres pero a la misma vez lo sigues siendo aunque te hayas olvidado.

No puedo venir cada cuatro años, es demasiado tiempo.

1 comentario

Archivado bajo Reflexión, Viaje

Una respuesta a “La lluvia de Palma

  1. Desde luego que no puedes¡¡¡ y que has engordado 2 kilos, no me extraña debes estar más ancho que alto .. orgulloso de donde eres, de tu família, de lo mucho que os quieren..
    Menos mal que ha salido el sol, no? ya que pasas unos días allí ¡qué menos que haga buen tiempo¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s