Las pecas

Siempre me han encantado las pecas. No sé por qué pero me recuerdan a pequeñas islas repartidas por el océano, lo cual me produce sensaciones tranquilas y relajadas, lo que quiere decir que los hombros de una mujer llenos de pecas me dan paz. Hoy hice yoga por segunda vez en mi vida, con la misma profesora de mi debut, justo hace un año. Soy muy poco flexible pero la sensación de estirarme, yo solo, en un rincón del planeta, la música, la profe y las pecas… me fascina.

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s