Paso de ti

Hoy otra vez no puedo dormir. Y es que somos muchos en mi cama, sobras tú. No cabes en mi cabeza, no dejas hueco para mis pensamientos. Y otra vez quiero decirte que te quiero, que no te he olvidado. Pero no puedo, no debo. Sueño con dejarme llevar y decirte todo lo que todavía siento. Sueño con dejar de engañarme. Sueño con que algún día regresarás. Y entonces escucho tu voz. Tu voz fría y lejana. Tu voz con el nombre de otro en tus labios. Tu voz que me dice que caminas en otra dirección para pronto enamorarte de nuevo. Enamorarte de otro que no soy yo. Entonces despierto de mi sueño y pongo mi música. Y ya no escucho tu voz. Solo escucho mi música. Ya no estás en mi cama. Estás en la tuya, lo más probable con otro, y me da igual. O me lo tengo que seguir diciendo. Me da igual. Me sobras. Soy feliz. Ya no te quiero. Paso de ti. Camina que no quiero verte. Tengo mi música, y mis libros, y mi mente. Tengo mis piernas, para correr todos los días, y alejarme de ti. Camina que no quiero verte, ni olerte, ni sentir tu pelo entre mis dedos. Paso de tu cara, de tus labios, de tus ojos pequeños. Paso de tus pechos, y de tus piernas. Paso de tus tacones y tus faldas con flores. Tengo mi música, y mi cama, y tengo todos los días de mi vida para despertar lejos de ti, lejos de los que no me quieren. Paso de los que no me quieren, paso de todos vosotros. Paso de los que pegan la vuelta. Paso de ti. Paso de tu sonrisa. Paso de tus manos, y tus caricias. No las quiero. Quiero mi risa, y a mi hermano, y mi sobrino y todos los que me quieren. Paso de ti por no quererme. Paso de ti por largarte, paso de ti por no creerme, paso de ti por rendirte. Paso de ti porque yo tengo la verdad y la verdad no está contigo. Paso de ti. Y no me mires más. Ni me hables. Ni me escuches. No me vuelvas a decir que me extrañas. No me vuelvas a decir que me quieres. Tú no me quieres. Ni me amas. No te vuelvas a acercar a mí. No me vuelvas a hablar suave. No me vuelvas a tratar con cariño. No me mereces, no soy para ti. No me vuelvas a tocar. Pasa de mí que no soy tuyo y nunca lo volveré a ser. No estaré nunca más en tu cama, nunca más dentro de ti. Nunca más sentirás mis manos, ni mis caricias. Nunca más tendrás mis besos, ni mis sueños. Nunca más te reirás de mis bromas. Pasa de mí porque yo paso de ti. Bailaré solo porque lo disfruto más, cocinaré solo porque la comida sabe mejor. Pasa de mi porque, aunque todavía te quiero cada día lo hago menos, y un día no muy lejano despertaré sin hacerlo ya. Pasa de mi porque ya no lloro por ti. Pasa de mi porque no te puedo tener. Pasa de mi porque yo valgo más que todo esto. Aléjate de mi porque mi música es mía y tu nunca más la escucharás.

Paso de ti porque creo que todavía te amo, y no quiero hacerlo.

2 comentarios

Archivado bajo Reflexión

2 Respuestas a “Paso de ti

  1. Joer… tienes un pañuelo, ¿por favor?.

  2. No era mi intención Mara… ya te extrañaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s