La superstición del White Chocolate Mocha

Ya en varias ocasiones os he contado de mis supersticiones, o quizá mejor los llamo rituales. Los tengo sobre todo en momentos de mayor ansiedad como por ejemplo cuando juega España, o en ocasiones el Madrid, pero también los tengo en aeropuerto. Desde el 2007, época en la que empecé a viajar bastante, casi semanalmente, inicié el mismo ritual al llegar al aeropuerto de Miami. Voy a las máquinas automáticas, facturo, entonces paso por Starbucks para comprarme mi típico Grande, White Chocolate Mocha, Iced, no whip, y llevo la maleta a la cinta de facturación. Ayer fallé en mi ritual. Justo estaba hablando con mi hermano explicándole esta superstición cuando decidí no comprar café, por el tema de la dieta, además de que quería dormir en el avión. Una vez que llegué a la puerta de embarque pensé que debí haber comprado el café, solo por si las moscas ya que el 11 de septiembre está muy cerca. Estaba en la puerta D38 y empecé a caminar en busca de mi White Chocolate Mocha pero Starbucks quedaba en la puerta D16. Regresé a mi asiento para esperar la llamada de embarque, una tremenda cagada. Mi vuelo a Chicago se retrasó una hora y media, justo la hora y media que tenía para hacer la conexión a Green Bay. Una vez que llegué a Chicago averigüé para conseguir otro vuelo pero el de las 9pm estaba lleno, el de las 9am también, así que me confirmaron en uno por Milwaukee a las 11am que me ponía en Green Bay a las 3pm, a escasas tres horas del partido. Tuve que esperar más de una hora por mi maleta, ah eso sí, American Airlines me dio tres vales de comidas, uno para la cena, desayuno y comida. El de la cena era de $12 por lo que decidí comprar un White Chocolate Mocha, Iced, no whip, para romper la mala racha. El café, una galleta y un zumo de naranja me costaron $12.80, cortesía de AA solo pagué .80 centavos (que gran aerolínea). Hablé con Enterprise para la alquilar un auto ya que Green Bay está a tres horas y media de Chicago, con el Lago Michigan de compañero. Llamé a AA para decirles que no iba a tomar el vuelo de las once pero que me respetaran el itinerario, que el viernes viajo a NY y el lunes de regreso a casa. Gracias al White Chocolate Mocha todo salió bien. Ya estoy listo para conducir a través del encantador Midwest de los Estados Unidos, mi zona favorita del país.

Nos vemos en Green Bay!!!! Yuhuuuuuuu

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s