El huracán

Irene venía dispuesta a destrozar Miami pero se apiadó de nosotros desviándose hacia el norte del país. El que no se apiadó fue el dios de la lluvia, ni de las bestias ni de mí. Hoy amaneció el día amarillo, con nubes amarillas y los árboles, y la yerba, y la lluvia, todo amarillo. La piscina desbordada, algunas ramas caídas, todo empapado. Toda la noche llovió tan fuerte que me despertó tres veces. En parte me alegro de que no haya llegado el huracán porque supondría estar dos días encerrado, comiendo como un cosaco, preocupado por amigos y familiares. Pero por otro lado, quizá más amplio, deseaba que nos visitara Irene para estar dos días encerrado jugando con mis hijos, escribiendo y leyendo, y por qué no, comiendo como un cosaco.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Relato

Una respuesta a “El huracán

  1. Cris

    Curioso aca amanecio amarillo pero del sol tan picante, aun a las 7pm estamos en 92 grados. Ni una gota de lluvia en todo el dia… Bueno, quizas vengan los truenos y relampagos esta medianoche…Por ahora seguir soplando para que a Irene no le de por desviarse y ahi si que serian dias de otro color.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s