El payaso del viernes

Para ser realmente honesto y objetivo, y no porque salga yo beneficiado en esta historia, pero os aseguro que yo llegué antes al lugar donde estaba por liberarse una plaza de aparcamiento en el centro comercial enfrente de The Falls. Estaba detenido buscando un lugar, mis dos hijos charlando de algo en los asientos de atrás, mi camisa mojada en la parte baja de la espalda por el abusivo calor de Miami, los ojos adoloridos por el sueño acumulado durante la semana, cuando caminando por detrás de mi coche pasaron dos personas que cruzaron la fila de coches aparcados hasta llegar a la calle paralela en la cual yo me encontraba. Entonces avancé para dar la vuelta y me detuve unos metros detrás del coche que estaba a punto de salir, y al fondo vi aparecer un Mercedes negro. Obviamente cuado salió el coche que estaba estacionado, el Mercedes negro quiso hacerse el listo y adelantó su morro para tomar posesión de MI espacio. Bajé la venta para decirle que era mío. Él hizo lo mismo, bajó su venta y me dijo que era suyo. Yo le dije que yo había hablado con la dueña del auto (mentira) y que la había seguido. Entonces el muy gilipollas me dijo: Oh yeah, you talked to her?? What’s her name? Pendejo le quise responder, cómo mierda voy a saber su nombre. Partiendo de la base de que fuera verdad que hubiera hablado con ella, que no fue cierto, lo único que le hubiera preguntado es si se iba a marchar y que dónde estaba aparcada. No le hubiera preguntado el nombre, payaso, además que ni siquiera le pregunté nada, solo estaba mintiendo para apoderarme de lo que ya era mío. Pendejo. Como no quise dar toda esta explicación, comencé a subir mi ventana ofreciéndole el aparcamiento mientras le dije bien sonriente: You take it… Have a good Friday!! Entonces su orgullo y narcisismo entró en acción mientras me respondía: No, you take it! You take it now! You take it! Los dos aceleramos dejando el espacio vacío abandonado. Di la vuelta al aparcamiento, entré por otro carril mientras él hacia lo mismo pero por la otra esquina. En eso salía una señora por mi lado con lo que logré apacar antes que el payaso que quedó detenido en su Mercedes negro al fondo de la calle. Payaso. Enjoy your Friday!!!

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Relato

3 Respuestas a “El payaso del viernes

  1. anonimo

    yo la verdad me pregunto, quien es el payaso.
    hay gente que va por la vida de prepotente, olvodandose, quiza de ser un poco hulmilde, solo un poco.

  2. Pia

    Ten mucho cuidado, desafortunadamente muchas personas en Miami tienen la costumbre de andar armados, y no necesitan mucho para explotar, y reaccionar sin pensar…..a pesar de ser “TU” espacio

  3. Nah, yo moriría por un espacio de aparcamiento. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s