Historias para no dormir

La espesa oscuridad de la habitación me producía escalofríos. Los ruidos corrían a lo largo y ancho de las paredes, mientras yo me escondía aún más debajo de mis mantas. Entonces la puerta de mi habitación se abrió de sopetón. Un claro de luz se apoderó de la entrada a mi cuarto para dejar ver una silueta tenebrosa. De ella salió una voz ronca… “Papi, no puedo dormir. Me duele la garganta”. Y entonces empezó mi verdadera pesadilla. Marcos inundó mi cama de ronquidos, un pata y un brazo sobre mi, y de vez en cuando un abrazo de oso polar me tuvieron despierto desde las dos de la madrugada hasta pasadas las cinco. En más de una ocasión, quizá en setenta y siete, pensé mandarlo a su cama, pero me dio pena porque está enfermito. En la ocasión setenta y ocho lo mandé a su cama. Media hora después, cuando ya yo dormía profundamente escuché un ruido en la habitación de los niños, seguido del llanto de Marcos. Me apresuré por el pasillo para encontrarlo tirado en el suelo entre las dos camas, la suya y la de Sebas. Marcos se había caído de la cama por primera vez en seis años. Mientras incorporabaa Marcos, Sebas gritó “Qué fue ese ruido??? Me dolió hasta en la cabeza.” Cómo? Qué dices Sebas?, le pregunté. “Que el ruido me hizo daño en la cabeza papi” “A mi en la rodilla Sebas”, le contestó Marcos. A mi ya no me duele nada, pensé yo, solo quiero dormir. Eso hice hasta las siete que apareció Marcos de nuevo. “Papi, tienes que darme la medicina ahora, y luego siete horas después”. Como vio que no respondía, me preguntó “Hoy no vas al trabajo?” Ay carajo, eso sí es buena idea… pero tengo que ir. Por cierto, ya llego tarde por contaros mi historia para no dormir.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Relato

Una respuesta a “Historias para no dormir

  1. Tienes razón, si son historias para no dormir, pero sabes? tienes unos hijos que son la leche¡¡ me imaginé la escena, tu con sueño intentando asimilar la situación de, Marcos en el suelo y de fondo se oye a Sebas que dormido tuvo dolor de cabeza del ruido que hizo su hermano al caerse de la cama pero la respuesta de Marcos CÓMO MOLA¡¡¡¡ una respuesta de Hermanos Marx – A mi en la rodilla Sebas – (eoooo que quien se cayó fui yo papi¡¡ deja estar lo que diga Sebas jajajajaj 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s