Archivo mensual: agosto 2011

Me gustas tú

Sigo con las canciones de Manu Chao. Y es que estoy loco soñando con mi viaje a Europa el año que viene, cuando con Robert, crucemos toda el continente. Once países, veintiuna ciudades.

Como a Manu Chao:
Me gustan los aviones,  y viajar. Y hacerles fotos con mi tío en el aeropuerto. Viajar a cualquier lugar
Me gusta la mañana, el viento y soñar. Como hago en el patio de mi casa.
Me gusta la mar. Por ejemplo el Mediterráneo.
Me gusta correr, la lluvia y volver. En menos de un mes comienzo mi cuenta atrás para la media maratón de Miami.
Me gusta la montaña y la noche. La sierra Tramuntana
Me gusta la cena, la vecina y su cocina. Todas mis vecinas han estado buenas. Su cocina no sé.
Me gusta la guitarra y el regaee. Aunque no sepa tocar más que lentamente los acordes mayores.
Me gusta la canela, en el flan. El fuego, aunque me mee en la cama. Y menear.
Me gusta La Coruña y Guatemala. Sobre todo me gusta Antigua. La Coruña no conozco.
Pero sobre todo me gustas tú.


Me gustan los aviones, me gustas tu.
Me gusta viajar, me gustas tu.
Me gusta la mañana, me gustas tu.
Me gusta el viento, me gustas tu.
Me gusta soñar, me gustas tu.
Me gusta la mar, me gustas tu.
Que voy a hacer ,
Je ne sais pas
Que voy a hacer
Je ne sais plus
Que voy a hacer
Je suis perdu
Que horas son, mI corazón
Me gusta la moto, me gustas tu.
Me gusta correr, me gustas tu.
Me gusta la lluvia, me gustas tu.
Me gusta volver, me gustas tu.
Me gusta marihuana, me gustas tu.
Me gusta colombiana, me gustas tu.
Me gusta la montaña, me gustas tu.
Me gusta la noche, me gustas tu.
Que voy a hacer ,
Je ne sais pas
Que voy a hacer
Je ne sais plus
Que voy a hacer
Je suis perdu
Que horas son, mI corazón
Me gusta la cena, me gustas tu.
Me gusta la vecina, me gustas tu.
Me gusta su cocina, me gustas tu.
Me gusta camelar, me gustas tu.
Me gusta la guitarra, me gustas tu.
Me gusta el regaee, me gustas tu.
Que voy a hacer ,
Je ne sais pas
Que voy a hacer
Je ne sais plus
Que voy a hacer
Je suis perdu
Que horas son, mI corazón
Me gusta la canela, me gustas tu.
Me gusta el fuego, me gustas tu.
Me gusta menear, me gustas tu.
Me gusta la Coruña, me gustas tu.
Me gusta Malasaña, me gustas tu.
Me gusta la castaña, me gustas tu.
Me gusta Guatemala, me gustas tu.
Que voy a hacer ,
Je ne sais pas
Que voy a hacer
Je ne sais plus
Que voy a hacer
Je suis perdu
Que horas son, mI corazón

Deja un comentario

Archivado bajo musica, Reflexión

Para Manu Chau soy un hombre de verdad. Debe imponer respeto, que lo impongo. Saber hablar y escuchar, que lo sé. Tener dinero y celular, que ya me dirás que pijada es eso de tener celular, pero bueno, tengo dos. Ser bueno en la cama, en fin, mejor no contesto.

Que poca cosa buscan algunas mujeres en los hombres. Yo, cuanto más me alejo, más hombre me siento, aunque no por los baremos de Manu Chau. Quiero seguir así, poniendo distancia ya que veo las cosas con mucha más claridad, me siento feliz. La convicción de saber lo que valgo se afianza al alejarme del rechazo. Es muy jodido sentirte rechazado. Por eso mejor me alejo del rechazo y desprecio para acercarme al calor y la atracción.

Ey Bobby Marley, sing something good to me me recuerda a Praga. Manu Chau a mi próximo viaje Europa 2012.


homens,
gosto de todos,
dos morenos, dos mulatos,
dos branquinhos , dos loirinhos e dos crioulos.
só tem que ser homem.
tem homem corno, homem baixo, homem gordo,
homem ingrato, safado, careca, cabeludo,
viado , ousado, temido,
…tem muito homem….
todo homem que se preza tem que impor respeito,
saber ouvir, falar, escutar, ter dinheiro , celular,
ser bom de cama, e te respeitar….
se o homem não tiver nenhuma dessas virtudes,
saia de perto e tome uma atitude.
porque o verdadeiro homem,
ele te ama, te ama,
te trata, te trata,
com carinho
com respeito
e amor,
e vai te dar por toda vida grandes felicidades,
serão felizes,
este é o homem de verdade….
homens,
gosto de todos, dos morenos, dos mulatos,
dos branquinhos, dos loirinhos e dos crioulos,
…só tem que ser homem…..

Deja un comentario

Archivado bajo musica, Reflexión

Mejor

No todo tan negro. Un poco más positivo. 🙂

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexión

Un rincón especial

Hoy decidí renunciar a algo que quiero mucho. Una relación de más de dos años quedará pronto en el olvido. Me duele mucho pero es mi realidad, tengo que seguir diciendo adiós a trozos importantes de mi vida, y una vez más me vi sin salida, acorralado, con un solo movimiento en mi tablero. La extrañaré por mucho tiempo, quizá no pueda pasearme por su puerta, ni admirar sus jazmines, ni el azul de su piscina, ni la barbacoa que a tanta gente unió. Extrañaré las risas de mis hijos, las carreras por los pasillos, y las siestas en el sofá. La casa que tanto soñé, que un día se puso en mi camino cuando menos lo esperaba. Recuerdo el primer día que la vi, el viento corriendo entre las arecas del patio, el fresco de la primavera me enamoró esa tarde de abril. La navidad de 2009 con toda mi familia en el patio fui feliz. Aquí aprendieron a nadar mis hijos, aquí aprendieron a montar bicicleta. Yo aprendí a ser feliz, para ver como se derrumbó todo.

Ahora lo construiré de nuevo. Encontraré un rincón para seguir enseñando a mis hijos las cosas buenas. Lo arreglaré con cariño. Empezaré a crear recuerdos, sin aquellos del pasado que ahora me producen dolor. En cada rincón dejaré una huella nueva, una huella de esperanza, sin rencor, sin fallos, una huella limpia. Mi casa forma parte de mí, una gran parte, muy pronto tendré un nuevo hogar que compartir.

2 comentarios

Archivado bajo Relato

El placer de cocinar

Otra vez más sentí placer al cocinar (para alguien). Ahora entiendo a mi ex, y sus tantos platos cocinados para otros. Troceé unos ajillos para saltearlos con dos cajicas de hongos. Luego le añadí un poco de pesto y quedó listo un aperitivo de hongos al pesto. Unos Fusilli con gambas y guisantes fue el plato principal. Quedó todo muy rico.

Deja un comentario

Archivado bajo Cocina

Alfonso y Sebastián

Extraño a mi hermano y a mi tío, me cago-en-la-ordien.

1 comentario

Archivado bajo musica, Reflexión

Adiós

Y de repente, cuando menos esperaba, mi vida pega un giro. Quizá no de 180 grados, pero cerca a los 110. Una vez que decidí dejar marchar a la persona que amé por tanto tiempo la carretera no se ve tan estrecha, y los baches van desapareciendo. Todavía me duelen sus palabras que retumban en mi cabeza pero las utilizo para levantar la mirada, para abofetearme la cara y darme cuenta de lo que me espera por delante.

No quiero pensar en ti de la manera que lo hacía antes, como lo he hecho por todos estos años. No quiero recordarte, al menos por ahora. Ya no pienso en la esperanza, no la quiero ver ni cerca. Me duelen tus palabras pero de una manera distinta, desde el final de un viaje, ya sin retorno, y duelen menos que mientras estuvimos viajando. Ahora, con todas las puertas cerradas, tu recuerdo empieza a nublarse para empezar a perderse en mi olvido. O al menos hacia allí lo empujo con mucha fuerza.

Prefiero no seguir escribiendo. Me siento feliz. Libre.

3 comentarios

Archivado bajo Reflexión